JUAN VERLIAC:”NO HAY CONTROLES DE PREVENCION DE HLB EN LA PROVINCIA DE ENTRE RÍOS”.-

El Técnico de la Asociación de Citricultores de Concordia Juan Verliac habló sobre la realidad que atraviesa el macizo citrícola de la zona, la falta de controles y las medidas que llevan adelante desde la entidad.

El HLB es una enfermedad que no tiene cura, por eso la principal herramienta es la prevención. Es una enfermedad muy difícil de controlar, el vector se mueve muy rápidamente y avanza a gran velocidad.

“La provincia de Entre Ríos -a través de un acuerdo de trabajo con Senasa, INTA y la Asociación de Citricultores de Concordia- decidió fortalecer los controles preventivos. A partir de este acuerdo 8 ingenieros agrónomos y 12 técnicos realizan recorridos por las quintas de la zona buscando sintomatología y buscando la conocida chicharrita”- indicó el ingeniero agrónomo en dialogo con Campo en Acción.

Cabe recordar que en la provincia el año pasado se localizaron 3 muestras positivas en Villa del Rosario, y desde Senasa se informó que también se encontró en Federación.

¿Qué paso con la citricultura afectada por el HLB en otros países?

–En EEUU, específicamente en Florida que el principal estado citrícola del país, fue donde llegó por primera vez, hasta ese entonces era desconocida la enfermedad. Entonces tuvieron que desarrollar nuevas estrategias para el control.

Empezaron a trabajar en los cuatro pilares para la prevención -que dicho sea de paso se acordó en el INTA Concordia- los dos principales son: la utilización de planta producidas bajo vivero cerrado, para garantizar la planta sana y el segundo pilar es el monitoreo continuo de la enfermedad para la detección temprana. Esto permite dar la posibilidad de tomar acciones para erradicación de la enfermedad.

En EEUU estos dos primeros procesos tardaron y en cuatro años pasaron de no tener HLB a tener una infección del orden del 20% de sus plantas, siendo la primera economía citrícola del mundo. Hoy después de 13 años, el 90% de la citricultura está infectada con HLB, por lo que se han perdido muchísimas hectáreas.

Lo mismo paso en San Pablo, Brasil que perdió alrededor 200 mil hectáreas de cítricos.

¿Qué herramientas de control existen hoy?

–Desde la Asociación De Citricultores de Entre Ríos pregonamos en tomar los pilares antes de tener la enfermedad. Lo principal es garantizar el máximo control para no trasladar el vector y plantas no certificadas. Cabe aclarar en la provincia no se han encontrado la enfermedad en las

plantas, es decir no se está manifestando el síntoma. “No obstante el hecho de que tarde cuatro años en mostrar el síntoma nos puede estar dando la falsa sensación de que no la tenemos”.

La falta de controles

–Nosotros pusimos particular énfasis en los controles en la frontera de la provincia de Entre Ríos, principalmente con Corrientes, esta idea no fue posible porque no tuvimos consenso. Hoy como consecuencia tenemos la bacteria y el vector infectado. Esto da la pauta que fue trasladado desde el norte por la ruta 14 que pasa la citricultura de Misiones a Buenos Aires.

La realidad es que seguimos sin los controles en el norte y la responsabilidad es compartida entre nación y provincia. Lamentablemente ninguna de las dos instituciones tomó el mensaje y hoy tenemos resultados positivos. Ahora hay que fortalecer controles y fiscalización para evitar que se desparrame. Bregamos para que cambien esta actitud.

Desde la Asociación apuntamos a la capacitaciones para productores y la gente de la zona, estamos generando charlas, en particular organizamos jornadas técnicas para la semana que viene donde disertarán especialistas de EEUU. “La idea es sumar una herramienta más de diagnostico para que ayude a evaluar la dispersión de la enfermedad”.

La Asociación de Citricultores de Concordia pone muchos recursos para insumos, equipamientos de laboratorio, monitoreos que son facilitados por la empresa Coca Cola Argentina.

“Queremos seguir trabajando para no perder a los 1800 productores y los más de 30 mil puestos de trabajo que genera la actividad”.

Relación con Uruguay

–Con Uruguay tenemos muy buena relación con los técnicos y productores de Salto y Paysandú principalmente, ellos no tienen la enfermedad pero si tienen el vector y en conjunto trabajamos en fortalecer los cuatro pilares de prevención. Nosotros estamos abocados en la búsqueda de sintomatología y del vector y ellos están más enfocados en el control biológico que es una instancia previa para bajar la población del vector a través de controladores biológico como hongos o virus que afecten al vector.

Campo en Accion.-

About Juan Barrios