BUENAS PERSPECTIVAS PARA LA NUEVA CAMPAÑA DE TRIGO-MAÍZ EN LA ZONA NÚCLEO

En la campaña 2017/2018 la soja estuvo afectada por las malas condiciones climáticas.
Toda esta situación complicó la calidad de la oleaginosa, donde en muchos lotes aparecieron apertura de vainas, desgrane, brotado y desarrollo de enfermedades.

El Laboratorio de Calidad Industrial y Valor Agregado de Cereales y Oleaginosas del INTA Marcos Juárez, desde hace mucho tiempo viene analizando muestras de soja que provienen de cooperativas y acopios de la zona núcleo con el propósito de conocer la calidad de la cosecha de cada año.
Martha Cuniberti, referente del Laboratorio del INTA Marcos Juárez, comentó que este año se analizaron 989.000 toneladas entre soja de primera y segunda siembra.

“En lo que respecta a la soja de primera se observó heterogeneidad en el tamaño de granos, con tendencia a pequeño, pero de buen aspecto, color levemente verde, secos y duros. Mientras que, en la de segunda, el daño en llenado de grano fue mayor, con granos pequeños, de diferente calibre, mayor presencia de granos verdes y brotados”, comentó la especialista.

Cabe recordar que esta situación de pérdida de calidad en soja, le originó al productor un importante descuento en el precio que recibe al momento de comercializar la oleaginosa, lo que derivó en serios problemas económicos al productor.

Para hacer frente a esta situación, la nueva campaña de trigo se presenta como una gran oportunidad para aquellos productores que tienen una situación financiera seriamente comprometida.

Cómo aprovechar la campaña del trigo
Las mejores condiciones climáticas facilitan la tarea de siembra.
Las mejores condiciones climáticas facilitan la tarea de siembra.

Para hacer frente a la campaña triguera, desde el INTA Oliveros, Santa Fe, recomiendan para optimizar los resultados agronómicos, financieros y comerciales, llevar adelante una planificación que contemple: control de malezas, elección de variedades, rotación, clima y mercado, entre otros aspectos a tener en cuenta.

Según el informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario, la siembra de trigo comenzó en la zona núcleo con algunos problemas por excesos hídricos bajo la amenaza de nuevas lluvias, “pero se espera que el tiempo mejore, para avanzar con la siembra en esta semana”. Ante el buen escenario de perspectivas que presenta el cereal, la región sumará 200 mil hectáreas a las 1.100.000 hectáreas de la campaña pasada.

Hasta el momento, y de acuerdo a los datos de la bolsa rosarina, se sembraron casi 200.000 hectáreas de trigo en la zona núcleo, donde el este de Córdoba lleva la delantera con el 30% del área sembrada y le sigue el centro-sur de Santa Fe con un 12%. La zona más atrasada es el norte bonaerense.

La semana pasada se registraron importantes precipitaciones en la zona del norte de Buenos Aires, que provocaron una demora en las tareas de siembra. A partir de este fin de semana las condiciones climáticas empezaron a mejorar y se pronostica desde la BCR que unas 500.000 hectáreas implantarían en los próximos siete días.

Buenas perspectivas para el maíz

La Bolsa de Comercio de Rosario también informó sobre el comienzo de la venta de semillas y los insumos necesarios para la próxima campaña de maíz. “No solo es el precio, la soja ha dominado durante demasiado tiempo y las malezas le han terminado por sacar ventaja”, explica.

“Los beneficios en la rotación se ven cada vez más. Los costos en los controles de malezas son cada vez más importantes. Si no hay demasiadas sorpresas, la siembra de maíz puede crecer hasta ocupar 1.300.000 hectáreas en el ciclo 2018/19”, expresaron desde la BCR.

 

Fuente: InfoBAE

About Juan Barrios