CONTINUAN LOS CONTROLES DE TRAZABILIDAD DE GRANOS

El Ministerio de Agroindustria, a través de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario, realizó inspecciones en Buenos Aires y Entre Ríos, se retuvieron más de 21.000 toneladas de granos. Una importante cerealera de Carlos Casares deberá explicar un faltante de casi 7.000 toneladas.
En la localidad bonaerense de Carlos Casares, se inspeccionó una de las plantas de acopio de cereal más importantes del país. Producto de que la inspeccionada no supo explicar un faltante de casi 7.000 toneladas de soja, se retuvo el total de la mercadería, más de 18.500 toneladas de soja y 900 de trigo, hasta que la firma explique la situación.

También en Carlos Casares, se clausuró una cerealera y se puso bajo interdicción más de 290 toneladas de maíz y 1.850 toneladas de soja que no supieron amparar con la documentación comercial pertinente.

Por otra parte en San Nicolás, provincia de Buenos Aires se intimó a registrarse en Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA) a un mayorista de harinas al que se lo halló operando sin matrícula, distribuyendo harina a dos importantes molinos de Junín y Rojas.

A su vez, el personal de fiscalización de la DNCCA viene destacando desde hace meses que es preocupante el enorme número de camiones pasados de peso que circulan por nuestras rutas (45.000 kgs. entre camión y carga es el máximo establecido). El dato surge de lo registrado en los libros oficiales de cerealeras e Industrias de todo el país; los pesajes constan en las Cartas de Porte allí asentadas. Por lo que no se descarta la intensificación de los operativos de control de ruta para los próximos meses.

En la localidad entrerriana de Hernández, por otra parte, se clausuró una aceitera que no pudo amparar movimientos de salida de soja por más de 140 toneladas.

About Juan Barrios