BRASIL EXPORTA MENOS CARNE VACUNA PERO MAS CARA

El país vecino afianza su posición de proveedor de carne del mundo, aprovechando la forzada y parcial salida de la Argentina.

En mayo de este año el Gobierno Nacional oficializó el cierre por 30 días de las exportaciones de carne vacuna de la Argentina, con el objetivo de “controlar y desacoplar” los precios internos de los externos de estos alimentos.

Cumplido ese cierre temporal se determinó en junio un nuevo sistema de cupos y cuotas, por el cual nuestro país comenzó a vender al exterior al 50% de lo registrado en 2020, muy por debajo de sus capacidades.

En ese período, nuestro principal socio comercial pero también nuestro primer competidor en el rubro carne vacuna que es Brasil, aprovechó todos y cada uno de los días en que la Argentina no exportó en su ritmo “normal”.

Según informó la Asociación Brasilera de Frigoríficos (Abrafrigo) en los primeros siete meses de este año las exportaciones de carne vacuna de nuestro vecino alcanzaron un volumen de 1.072.551 toneladas por un valor superior a los 5.096 millones de dólares.

Estos números de enero-julio 2021 comparados con el mismo período de 2020 significan una caída interanual del 3% en relación al volumen, pero un crecimiento del 9% en el valor.

Pero si observamos el apartado específico de los meses en los que la Argentina exportó con restricciones (junio y julio), la recaudación de Brasil creció 13 y 30% respectivamente aún cuando el volumen mensual cayó.

Los principales destinos de las exportaciones de Brasil fueron China, Hong Kong y Estados Unidos en ese orden, donde al igual de lo que sucede con nuestro país, China acapara el gran porcentaje de las importaciones, que para el período enero-julio 2021 aumentaron 9,3% en volumen y 14% en valor.