BRASIL ASUME LA PRESIDENCIA «PRO-TEMPORE» DEL MERCOSUR ¿QUE PASARA CON LA INTEGRIDAD DEL BLOQUE?

El país vecino toma el cargo, por seis meses, que deja la Argentina. El acto sucederá en la Cumbre de Jefes de Estado del Mercado Común del Sur, este jueves.

En horas del mediodía de este jueves, el presidente Alberto Fernández encabezará la última reunión de la Cumbre de Jefes de Estado del Mercado Común del Sur (Mercosur), considerando que la Argentina deja la presidencia “pro tempore” que ejerció por los últimos seis meses.

Como parte de este semestre “corrió bajo el puente”. Desde el intercambio diplomático entre el presidente argentino, Alberto Fernández, y el uruguayo, Luis Lacalle Pou, sobre el tema aranceles. También las frases, desafortunadas, de Fernández sobre el origen de algunas sociedades latinoamericanas que deslizó en diálogo con el presidente de España.

En el balance de la gestión argentina al frente del bloque, el ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, dirigido por Felipe Solá, publicó palabras del Canciller.

“Hemos conversado y discutido en este semestre de forma muy exhaustiva la revisión del Arancel Externo Común, una herramienta importante de nuestra política comercial externa y común.

Solá también enumeró los avances en las cuestiones técnicas pendientes y en la revisión legal de los acuerdos anunciados con la Unión Europea (UE) y con la EFTA, como también en las negociaciones en curso con Canadá, Corea del Sur, Singapur y Líbano.

Recordó, por otra parte, la suscripción del Acuerdo de Comercio Electrónico, la adecuación de la Nomenclatura Común del Mercosur (NCM), la implementación de la Certificación de Origen Digital (COD), y la aprobación del Sistema de Administración y Control de Cupos de Importación del Mercosur (SACIM).

Sin embargo, el gran punto pasa, ahora, por la integridad del bloque, luego de conocerse una decisión uruguaya.

En este sentido, este miércoles, el gobierno del país vecino comunicó, en términos diplomáticos: “La posición del Canciller y la Ministra de Economía y Finanzas consistió en defender la modernización del bloque, a través de una agenda de negociaciones externas sustantiva, ágil, dinámica, flexible y permanente“. Es decir, que para ellos las negociaciones serán paralelas “conforme a la inserción internacional, reivindicando su calidad de miembro pleno del Mercosur”.