CORRIENTES: LOS EJES DE LA GESTIÓN PROVINCIAL, DESARROLLO, MODERNIZACIÓN E INCLUSIÓN SOCIAL

Ante la Asamblea legislativa, el gobernador Gustavo Valdés describió este viernes con claridad, los ejes fundamentales de su gestión, que es sobre el que marcha el proyecto y sobre los que avanzará su propuesta.

En ese sentido sostuvo que “desarrollo, es generar las condiciones para que florezca el trabajo, para que cada uno de los correntinos tengan la oportunidad de ganarse la vida con su esfuerzo propio. Y hay que generar las condiciones para los emprendedores locales y los de otras latitudes puedan invertir en la Provincia, y Corrientes en este tiempo ha hecho lo necesario para convertirse en un escenario lleno de oportunidades para las inversiones, de todo tipo y de todas latitudes”.

Luego aseguró que la modernización es un salto al futuro, es desarrollar comunicaciones y acciones que permitan situarnos en el mundo moderno, ahí está el conocimiento, y este proceso es un salto de calidad para los Correntinos, que ahora tenemos la oportunidad de generar, producir y vender tecnología y conocimiento, esta es la oportunidad. En ello, la SAPEN será una institución clave.

Inclusión Social, el tercer aspecto de la propuesta gubernamental de la Valdés, y “la base de ello es educar”, indicó, entendiendo que “el conocimiento abre puertas y oportunidades, la buena alimentación, los niños y jóvenes bien alimentados, pueden desarrollar todo tipo de actividades e ir en busca de oportunidades”.

Agregó que “incluir es también darles oportunidades a los municipios a desarrollar infraestructura urbana que hacen a la calidad de vida, cuando hablamos de incluir, lo hacemos desde los puntos más básico de asistencia, hasta el de generar en cada área y estamento de una comunidad oportunidades”.

En ese sentido en un tramo su discurso expresó:

“Ya lo enunciamos el año pasado. Nos hemos planteado tres ejes de trabajo: Desarrollo, Modernización e Inclusión Social.

Nosotros no renegamos de la asistencia social. ¿Cómo podríamos renegar si hay tanta gente que necesita una ayuda para poder vivir? Pero sabemos que esa no es la solución. Que lo que debemos hacer es generar condiciones para que florezca el trabajo, para que todos y cada uno de los correntinos puedan ganarse la vida con el sudor de su frente y el esfuerzo propio:

Y tiene que ser una vida digna, una vida que de oportunidades, que brinde acceso a una educación de calidad que nos permita crecer y progresar como personas, pero también como sociedad.

Que podamos atender nuestra salud. Que podamos acceder a los beneficios de la modernidad a través de los servicios de agua potable, cloacas, energía y comunicaciones.

Que nos permita disfrutar de la cultura, de nuestra cultura, tan rica y tan diversa.

Que nos de la posibilidad de aportar desde Corrientes y su millón cien mil habitantes, al engrandecimiento de la Argentina toda. Como hicimos históricamente los correntinos, desde la época del General San Martín, pasando por los héroes de Malvinas, hasta el esfuerzo que hacemos todos y cada uno de nosotros todos los días.

Para hacer posible el desarrollo, tenemos que generar las condiciones para que nuestros emprendedores y los de otras latitudes, quieran invertir en nuestra tierra.

Y generar condiciones significa muchas cosas. Significa, por ejemplo, ofrecer seguridad jurídica. Y en Corrientes funcionan a pleno los tres poderes del Estado. Ofrecer previsibilidad fiscal. Y tenemos finanzas ordenadas desde hace muchos años, que seguimos fortaleciendo.

Disponer de recursos humanos formados. Y para eso creamos una amplia red de educación terciaria y superior, que ofrece una gran variedad de carreras. También tenemos la Universidad Nacional del Nordeste que produce conocimiento y forma excelentes profesionales, como lo hacen las universidades privadas que complementan y amplían la oferta educativa.

Pero para generar trabajo también se necesita una infraestructura que permita producir y transportar la producción: Energía eléctrica y gas natural; Rutas y autopistas seguras

Puentes; Parques industriales; Puertos como los que estamos desarrollando en Lavalle e Itá Ibaté o los que estamos proyectando en Ituzaingó y El Sombrero; Aeropuertos como los que necesitamos en Paso de los Libres y otras ciudades; Caminos rurales; Comunicaciones, internet de alta velocidad para conectarnos con el mundo.

Y eso mismo se entremezcla y fusiona con otro de los ejes de gestión: la modernidad.

Las redes de fibra óptica, la creación de la SAPEM destinada a mejorar la conectividad en todo el territorio, la construcción de espacios de trabajo de calidad, la informatización del Estado… todo eso forma parte del proceso de modernización.

Porque modernizar no es solamente comprar computadoras. Modernizar es, sobre todo, formar recursos humanos capaces de usar la tecnología, de programar, de usar esos conocimientos para agregar valor a la cadena productiva, de ser parte de la industria de servicios informáticos que la Argentina exporta incluso por cifras mayores que lo que exporta la industria automotriz, por ejemplo.

Quiero destacar también que dimos otro paso importante: ya obtuvimos la autorización del ENACOM para comercializar tecnología.

Modernizar es repensar la educación; modernizar es brindarle herramientas tecnológicas a la policía y a la justicia para que puedan ofrecer seguridad; modernizar es lo que hace todos los días ese orgullo de los correntinos que es el Instituto de Cardiología; modernizar es invertir en esa otra institución médica fundamental como es el Hospital Escuela, modernizar es mejorar la infraestructura deportiva para que más chicos crezcan sanos, fuertes y alejados de los peligros de la calle.

Modernizar es fortalecer, entre otras, la industria del turismo mediante el aprovechamiento de nuestras potencialidades: el chamamé, el carnaval, los ríos, la gastronomía y muy especialmente nuestro Iberá.

El tercer eje del que les quiero hablar es el de la inclusión.

Es un imperativo ético de todo gobernante procurar el bienestar de su pueblo. Yo lo entiendo así. Vivimos en un país que tiene altos niveles de pobreza y tenemos mucho por hacer para que nuestra gente viva mejor.

Incluir tiene varios ejes. El fundamental es educar. No hay una forma más efectiva de incluir que garantizar una educación de calidad, una educación que abra puertas y brinde oportunidades.

Pero tenemos cosas aun más básicas y elementales para hacer y las estamos haciendo. No hay educación sin niños bien alimentados, por eso sostenemos el Plan Alimentario Corrientes, una enorme inversión en futuro.

Trabajamos para desterrar la desnutrición. Para que la alimentación de nuestros chicos sea cada día mejor, más sana, para que incorporen el hábito de una alimentación saludable que nos permita, por ejemplo, combatir el flagelo de la obesidad infantil. Eso es incluir de verdad: alimentar y alimentar bien.

Incluir, como dijimos, también es contribuir con los municipios de toda la Provincia para llevar más infraestructura a los vecinos: calles transitables, barrios que no se inunden, mejores servicios de agua potable, cloacas, energía y comunicaciones. Incluir es iluminar la vía pública para que se pueda circular sin miedo. Es llevar la atención primaria más cerca de los vecinos. Es lograr que todos tengan sus documentos para que puedan acceder a sus derechos (votar, anotarse en una escuela, solicitar un plan social). Incluir es hacer que todos puedan comprar los medicamentos que necesitan. Incluir es tener acceso a la cultura, al esparcimiento y el deporte…

También es fundamental incluir a los jóvenes.

Incluirlos para que estudien; incluirlos para que contribuyan al desarrollo de Corrientes; incluirlos para que accedan al deporte y la cultura; incluirlos para alejarlos de las drogas.

E incluirlos para que puedan elegir a sus representantes. ¿Cuál es la lógica por la cual un joven a partir de los 16 años puede elegir al Presidente de la Nación, a los Diputados y Senadores Nacionales y no puede votar al intendente o al concejal de su pueblo con el que seguramente tiene una relación de cercanía mucho mayor?

Es una cuestión de coherencia.

Incluir es buscar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, por eso mandamos la ley de Paridad de Género a la legislatura. Las mujeres son más de la mitad de la población, sin embargo, están sub-representadas en la política, en el mundo del trabajo, ganan menos por igual tarea, acceden menos a los lugares de conducción.”

Fuente: La Red Corrientes.-

About Juan Barrios