CORRIENTES:LA PROVINCIA RESTAURA EL CENTRO CULTURAL DE LA VIEJA ESTACIÓN DEL ECONÓMICO EN CAA CATI

El Gobierno Provincial comenzó en Caá Catí la restauración del Centro Cultural de la localidad, tradicional edificación ubicada en el predio de ex Estación General Paz del ferrocarril Económico. Los trabajos son supervisados por la Coordinación de Proyectos del ministerio de Obras y Servicios Públicos.

El edificio que se reacondiciona está situado dentro de un predio de más de 1.200 metros cuadrados, donde se está encarando la restauración de paredes, ventanas, puertas, pisos, luminaria, galería y espacios verdes.

En cuanto a lo que tiene que ver con pintura, revoques exterior e interior, techos, sanitarios son totalmente nuevos.

La restauración de la Estación busca respetar la apariencia que tenía durante su última etapa convirtiéndolo en un Centro Cultural, que albergue actividades culturales para el pueblo de Caá Catí y el turismo interno e internacional.

El edificio de alrededor de 200 metros cuadrados, consta de dos volúmenes, el mayor y más alto está siendo acondicionado para exposiciones, sala de usos múltiples y talleres para los distintos cursos y con un área de cocina; mientras que el segundo, de menos espacio, está siendo provisto de sanitarios para hombre, mujer y discapacitado, contado además con una galería jardín en su contra fachada para exposiciones temporales o eventos.

Los espacios verdes serán debidamente emprolijados y refuncionalizados, previéndose la plantación de nuevas especies vegetales, en especial autóctonas, todo esto en la consideración que dichos espacios cobran suma importancia ya que en ellos se puede realizar distintas actividades al aire libre.

Reseña histórica

El “Trencito Económico” llegó a Caá Catí en 1911 y fue un gran alivio porque previamente para ir a la Capital había que emprender largos viajes en carretas que duraban días.

El Ferrocarril Económico salía a las 5 de la mañana de la ciudad de Corrientes, y llegaba a Caá Catí a la puesta del sol. Así perduró hasta 10969 cuando dejó de funcionar.

La llegada del tren trajo progreso a Caá Catí, dado que por ese medio se exportaba la producción del departamento y se traían mercaderías para el consumo de la población.