CUALES SON LAS PRINCIPALES CAUSAS DE LOS DECOMISO EN LA PRODUCCIÓN DE POLLOS DE ENGORDE

Una especialista los clasifica de manera muy general en motivos en relación al procesado y otros de campo. Los distintos tipos y sus detalles.

Los decomisos son una fuente sensible de pérdidas en la industria avícola y sus orígenes pueden ser atribuibles a diversas causas.

El proceso de producción de pollos de engorde tiene distintos tipos de controles que derivan en un porcentaje de estos animales decomisados.

Según la Dra. Dianna Bourassa, profesor asistente del Departamento de Ciencias Avícolas de la Universidad de Auburn, en Alabama, en Estados Unidos se clasifican de manera muy general en decomisos por causas de proceso y por causas de campo.

CAUSAS DE DECOMISOS EN PLANTAS PROCESADORAS
  • Ausencia de vísceras.
  • Cadáver: cuando las aves llegan muertas a la planta y por accidente son colgadas en la línea de proceso; estas aves son fácilmente identificables por su coloración oscura y porque resulta obvio que no fueron desangradas como el resto de las aves.
  • Contaminación fecal por ruptura de órganos del tracto intestinal.
  • Sobre-escaldado: canales que fueron sometidas a una temperatura excesiva en el tanque escaldador pre-desplumadora y/o a un escaldado demasiado prolongado.
  • Otras causas.
DECOMISOS POR PROBLEMAS DE CAMPO
  • Canal completa.
  • Septicemia/toxemia: generalmente incluye canales muy pequeñas, o con evidencia de septicemia, o muy congestionadas.
  • Aerosaculitis: más comúnmente asociada a bronquitis infecciosa y/o Mycoplasma y/o desafíos ambientales causados por mala ventilación, polvo amoniaco, etc.
  • Proceso infeccioso: consiste en lesiones inflamatorias de la piel y el espacio subcutáneo, también conocidas como “celulitis”.
  • Leucosis.
  • Hematomas.
  • Miopatías o alteraciones en la calidad de la carne (pechuga de madera, estrías blancas, miopatía dorsal superficial, necrosis del músculo pectoral profundo, etc.)
  • Sinovitis: cualquier evidencia de engrosamiento, deformación o infección de las articulaciones, que incluye la inflamación y ruptura de tendones, manifestada en forma de cambios de coloración de rojiza a verdosa, dependiendo de la edad de la lesión.