EL ASADO, PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD

«Cuando arrancamos Locos por el asado, creíamos que le íbamos estar solo hablando a un público argentino, pero luego nos dimos cuenta que el asado está en todo el mundo», dijo Luciano Luccheti.

Luciano Luccheti- uno de los creadores de Locos por el asado, una comunidad que busca básicamente llevar el asado argentino a todo el mundo, habló en el seminario «La Hora de los Jóvenes» sobre las preferencias de los consumidores de todo el mundo a la hora de comer asado. 

«Cuando arrancamos Locos por el asado, creíamos que le íbamos estar solo hablando a un público argentino. Porque pensábamos que el asado solo se hacía acá o solo se disfrutaba acá, pero luego nos dimos cuenta que el asado está en todo el mundo. Cambia la técnica, cambian los cortes, cambia el animal, por supuesto. Pero esa pasión de juntarse con amigos está en todos lados.

Cuando empezamos, cuenta Luccheti, trabajamos mucho el IPCVA y creo que la mayoría de la gente, por allá en el 2012, estaba a acostumbrada a pedir carne de ternera, a pensar que los animales más jóvenes eran los mejores, porque solo pensábamos en uno de los pilares de los 3 que creemos importantes a identificar en la carne.

«Con el paso del tiempo, nos dimos cuenta que la carne esta tierna es importante, pero también hay que hablar un poco de lo que es el sabor y la jugosidad. Allá por el 2012 cuando arrancamos, solo se valoraba si la carne era tierna, por eso cuando uno hablaba de novillo, tal vez se espantaba un poco. Por suerte, con la comunicación y con el tiempo la gente fue adoptando el termino novillo, fue entendiendo que era tierna también, pero que el valor de un animal más grande con mayor alimentación, generaba y potenciaba estos dos pilares: jugosidad y el sabor dentro de la carne que uno consumía».

El especialista también se refirió a la importancia de la trazabilidad, «hoy no hay una trazabilidad de la media res cuando llega a la carnicería con lo cual, le falta muchas herramientas, no solo al carnicero si no al consumidor, para identificar qué es lo que está comiendo. Eso genera que haya una desconfianza o se busque ir por lo más fácil, básicamente con los cortes más conocidos y que sabe que no se va a fallar».

About Juan Barrios