EL SALDO DE LOS INCENDIOS: 5.000 BOVINOS AFECTADOS Y 137 COLMENAS PERDIDAS

Es una estimación realizada por el Inta Manfredi. En total, se registraron 249 productores con daños por el accionar de las llamas. El 38 por ciento de lo que se quemó eran pasturas naturales.

Un informe elaborado por técnicos de la Agencia de Extensión Rural (AER) Cruz del Eje que pertenece al área de influencia del Inta Manfredi estima que los incendios ocurridos en el noroeste de Córdoba afectaron a unas 5.000 cabezas bovinas y provocaron la pérdida de 137 colmenas.

En el marco de un relevamiento que se realizó en conjunto con otras instituciones, coordinado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia, se determinó que fueron 249 pequeños productores ganaderos los afectados en distintas magnitudes: 127 corresponden al departamento Ischilín, 64 a Punilla, 20 a Colón y 38 aún no se pudo identificar su ubicación precisa.

El análisis es sobre los incendios ocurridos en las zonas de Villa Albertina, Copacabana y Charbonier, entre el 15 y el 30 de agosto pasados.

«Se registran aproximadamente 5.000 cabezas de bovinos afectados en toda la región relevada hasta el momento, incluyendo a los incendios ocurridos en la zona de Pan de Azúcar. De acuerdo al relevamiento realizado por Senasa (Sede Cruz del Eje), el total sumando bovinos y equinos alcanza entre 10 mil y 12 mil cabezas. A eso se le suman 15 cerdos y 500 cabezas menores: en su mayoría cabras y aves», menciona el informe.

En paralelo, también se relevaron los daños en la actividad apícola: se encontraron 137 colmenas perdidas y 38 con pérdida de material inerte. Del total de pérdidas, 48,6 por ciento corresponde al paraje de Escobas, y un 51,4 por ciento a Quebrada de Luna. Fueron 13 los apicultores que sufrieron algún tipo de perjuicio.

Por satélite

El reporte del Inta también incluye un preciso análisis, en base a imágenes satelitales, sobre cómo fue avanzando el fuego desde sus inicios y cuántas hectáreas afectó.

La estimación de los técnicos es que fueron dañadas 27.200 hectáreas, una cifra que coincide en términos aproximados con las 29.400 estimadas por la Federación de Bomberos y las 26.750 proyectadas por el ingeniero Emanuel de la Mata.

«Del análisis surge que, del total del área afectada, el 50 por ciento (13.411 hectáreas) corresponde a Arbustales y Matorrales, el 38 por ciento (10.321) a Pastizales Naturales; y el restante 12 por ciento (3.357) a Monte (especies arbóreas de más de tres metros de altura)», detalla el reporte.

Otro dato interesante que muestra el documento es que si se observan imágenes históricas, desde 1987 hasta la actualidad, se observan áreas que se quemaron hasta seis o siete veces en los últimos 33 años.

«El 73,5 por ciento del área quemada presenta zonas que se quemaron entre una y dos veces, sin contar el evento actual. Otras zonas (18,9 por ciento) se quemaron tres veces. Un 25 por ciento del área representa zonas quemadas con gravedad baja, un 46 por ciento gravedad moderada, y un 21 por ciento gravedad alta», precisa el estudio.

About Juan Barrios