EL SATELITE ARGENTINO SAOCOM 1A CAPTO LA RUPTURA DE GRAN TEMPANO ANTÁRTICO, SEIS VECES MAS GRANDE QUE LA CAPITAL FEDERAL

Se trata de un iceberg de 1.270 kilómetros cuadrados de la Barrera de Hielo Brunt, localizada en el sur del Mar de Weddell. El proceso de fractura comenzó en el 2019.

Mediante imágenes del satélite argentino Saocom 1A, especialistas del Instituto Antártico Argentino (IAA), dependiente de la Cancillería, lograron detectar el desprendimiento de un impresionante témpano en la Antártida y determinar que su tamaño es de alrededor de 1.270 kilómetros cuadrados de la Barrera de Hielo Brunt, localizada en el sur del Mar de Weddell.

De acuerdo al comunicado oficial, una barrera de hielo está formada por una masa de hielo en flotación, que es la continuación en el océano de glaciares que provienen del continente antártico. En su formación el hielo que fluye desde las montañas o desde las elevaciones de la Antártida continúa su movimiento aportando hielo a las barreras, lo que las empuja hacia mar abierto.

Por su parte, en el proceso de fractura y la formación de iceberg implica que fuerzas internas debidas al movimiento de la barrera superan el límite de ruptura. Esas fuerzas pueden ser debida a las mareas o a causa de que la barrera golpeó contra algún accidente geográfico.

En el caso de la Barrera de Hielo Brunt este proceso, que se inició al final de 2019, evolucionó a lo largo de 2020.

Esta barrera, que ha perdido 1.270 kilómetros cuadrados, aún tiene otras grietas importantes que han aparecido en los últimos años y que provocarán otros desprendimientos de témpanos en el futuro.

Por esta razón, el monitoreo no termina con el desprendimiento de este témpano. Mientras no sufra la acción de los océanos y se encuentre en zonas de mar a muy baja temperatura, puede permanecer sin derretirse por muchos año.