ENSEÑAN A LAS VACAS A «IR AL BAÑO»PARA CONTRIBUIR CON EL AMBIENTE

Un grupo de científicos alemanes se encuentran estudiando esta forma que podría ayudar a reducir la contaminación del aire y “crear granjas más respetuosas con los animales”.

Un grupo de investigadores alemanes publicó en la revista Current Biology un experimento en el que le enseñan a las  a ir al baño para reducir el impacto ambiental que producen el amoníaco y el óxido nitroso de sus desechos.

La investigación liderada por científicos del Instituto de Investigación de Biología de Animales de Granja (FBN) de  en conjunto con la Universidad de AucklandNueva Zelanda, busca adiestrar a los animales para que vayan a literas para poder recoger sus desechos y tratarlos, reduciendo la contaminación al aire.

Esto evita que la orina y las heces de los animales se acumulen y propaguen impidiendo que se genere amoníaco, un gas que logra filtrarse en el suelo y con ayuda de los microbios se convierte en óxido nitroso, que es el tercer gas de efecto invernadero más contaminante del mundo.

Les enseñan a las vacas a ir al baño

Jan Langbein, es un psicólogo de animales del FBN y uno de los autores del estudio, explicó que “se asume que el ganado no es capaz de controlar la defecación o la micción, pero como muchos otros animales, es bastante inteligente y puede aprender mucho”:

Enseñándoles desde terneros

El entrenamiento “MooLoo”, fue creado por los investigadores para enseñarles a los terneros donde tenían que hacer sus necesidades.

Este proceso consiste en recompensar al ganado cuando lograban orinabanar en sus letrinas haciendo que asocien con una experiencia desagrable hacerlo fuera de ellas.

Como castigo, al principio utilizamos unos auriculares en el oído y reprodujimos un sonido muy desagradable cada vez que orinaban fuera. Pensamos que esto castigaría a los animales, no de forma demasiado aversiva, pero no les importaba. Al final, un chorrito de agua funcionó bien como disuasión suave“, expone Langbein.

En pocas semanas, los científicos lograron entrenar a 11 de 16 terneras de la granja, mostrando un rendimiento superior al de los niños muy pequeños.

El psicólogo de animales del FBN espera que el resultado de estos estudios se puedan ir replicando en granjas reales y que “en unos años todas las vacas vayan al baño”, concluyó.