ENTRE RIOS: LA CADENA ARROCERA GENERA 5.127 PUESTOS DE TRABAJO

Según un estudio Entre Ríos, en el caso del arroz se generan 5.127 puestos laborales, entre empleo directo e indirecto, pero cultivando en una superficie “relativamente baja” de unas 64.000 hectáreas.

El impacto de la cadena arrocera como actividad productiva, con especial atención en la generación de empleo, fue el eje del estudio realizado en el marco del convenio entre la Bolsa de Cereales de Entre Ríos y la Facultad de Ciencias Económicas. Estos datos sirven para la aplicación de políticas públicas en pos de atender a este sector productivo, como factor del desarrollo económico y social.

Leonardo Rodríguez, Secretario de Investigación de la facultad, explicó que “la cadena del arroz es un ejemplo de un complejo productivo con un alto impacto regional, porque genera valor agregado, empleo y exportaciones, a la vez que cuenta con su propio marco de innovación”. En este sentido, agregó que “es un ejemplo a seguir en relación a otras cadenas, ya que podríamos hacer lo mismo con distintas actividades productivas que tenemos en la provincia y que inciden en la capacidad de crear empleo en el futuro, que es el gran desafío de la sociedad actual”.

En Entre Ríos, en el caso del arroz se generan 5.127 puestos laborales, entre empleo directo e indirecto, pero cultivando en una superficie “relativamente baja” de unas 64.000 hectáreas. En tanto, la cadena de la soja genera 7.059 fuentes de trabajo, cultivando más de 1.200.000 hectáreas. “El complejo arrocero ha logrado procesar en la provincia más granos del que producimos localmente, es decir importamos materia prima y le damos valor agregado en el territorio provincial”, señaló el profesional.

Los números del arroz, más allá de la difícil coyuntura actual, evidencian que “hay espacio para generar empleo genuino y de calidad, valor agregado, exportaciones y acumulación de capital”, sostuvo Rodríguez. A su vez, explicó que el complejo arrocero “ha generado capacidad en el sector secundario, en el procesamiento y comercialización del arroz, lo que nos distingue como provincia. Con políticas públicas de largo aliento que incorporen acuerdos sectoriales público-privado, es factible emular y fortalecer de alguna forma lo conseguido en la cadena de valor del arroz”.

El arroz, en números

El estudio, basado principalmente en fuentes oficiales, arroja que en Entre Ríos el sector arrocero, con un nivel normal de producción, genera entre empleo directo e indirecto (incluye múltiples servicios, logística y comercio), 1.255 puestos de trabajo en la actividad primaria. En tanto, el sector secundario genera 3.872. Entre ambos totalizan 5.127 puestos laborales totales.

About Juan Barrios