ESTIMAN QUE EL AGRO LIQUIDARA ESTE AÑO U$S 28.800 MILLONES, LA MAYOR CIFRA DE LA HISTORIA

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, el aporte de dólares de aceiteras y cerealeras treparía a 28.800 millones de dólares. Superaría así los 25.000 millones de 2011.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó que la liquidación de divisas por parte de la agroexportación podría ubicarse en 28.800 millones de dólares este año.

Significa un crecimiento del 38 por ciento u 8.500 millones de dólares con respecto a 2020, cuando fueron 20.274,4 millones de dólares, según los datos históricos de la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) y Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

En rigor, de las cifras de Ciara-CEC se desprende que este flujo de divisas sería el mayor de la historia, superando con amplitud los 25.033 millones de dólares de 2011.

La Bolsa porteña publicó esta proyección en su informe de comercialización mensual, en el que analiza la coyuntura del mercado de granos.

El análisis nace a partir de lo sucedido en febrero, cuando se alcanzó el mayor aporte de divisas en siete años, y el segundo más alto de la historia para este mes.

Vientos de cola

Según esta entidad, hay tres factores que inciden en esta lluvia de dólares que le viene muy bien a una economía en crisis:

Mayores precios internacionales. Los subproductos en los que Argentina es líder a nivel mundial –harina y aceite de soja- aumentaron muchísimo de precio y están trayendo al país el doble de dólares que hace un año. El aceite, por ejemplo, subió 61 por ciento con respecto al inicio de 2020.

Actividad normalizada. Tras las medidas gremiales que ocurrieron en diciembre y enero, el flujo de embarques y de camiones arribados a los puertos mejoró. En el caso de los camiones, ingresaron 87.000 unidades, un 14 por ciento más que en enero, tres por ciento más que en febrero de 2020 y el doble que en diciembre pasado.

Más ventas. La Bolsa porteña afirma que «producto del aumento de precios, de la reducción de la brecha cambiaria y de la necesidad de recursos» para financiar la inversión de la cosecha que se está iniciando y de la próxima siembra invernal, «el ritmo de comercialización de la campaña 2020/21 muestra un mayor dinamismo y se ubica por encima del rango de las últimas campañas».

En concreto, las ventas de todos los granos están por encima del promedio 2012/13 – 2018/19, aunque siguen por debajo de los niveles de la campaña 2019/20, cuando hubo una inusual actividad a fines del gobierno de Mauricio Macri, antes de que asumiera Alberto Fernández y -como se esperaba- aumentara las retenciones.

«De mantenerse este escenario de precios, se espera que la liquidación de divisas continúe por encima de los registros previos para todo el 2021. Los mayores precios permitirían compensar la caída de las cantidades, ocasionada por una sequía que impacta sobre el periodo crítico de llenado de granos de los cultivos gruesos», explica la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Y remata: «El resultado final dependerá del dinamismo que adquieran las ventas de los productores. De acuerdo a nuestras estimaciones, en 2021 se liquidarían divisas por 28.800millones, superando en un 38 por ciento a lo liquidado en 2020».