EXPORTACIONES: EE.UU. VETA LA CARNE DE RES BRASILEÑA

Estados Unidos pidió información adicional del gobierno brasileño sobre la carne de res brasileña y han establecido que se deberá realizar una nueva inspección.

Los Estados Unidos han solicitado información adicional del gobierno brasileño sobre la carne de res y han establecido que se deberá realizar una nueva inspección de la industria antes de cualquier lanzamiento de envíos de productos frescos a los estadounidenses, según indicó el Ministerio de Agricultura del país vecino. 

El jueves pasado se puso a disposición del gobierno brasileño un informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), pero la información frustró a los representantes del gobierno de Jair Bolsonaro.

El portavoz presidencial, Otavio Rêgo Barros, dijo a los periodistas que el gobierno no esperaba que se mantuviera un veto estadounidense. «Nuestra expectativa es que este veto no se mantenga», afirmó. 

«Lo que sabemos en este momento es que solicitaron una nueva inspección, pero tenemos todas las capacidades, ya los hemos presentado a nuestros interlocutores, y la expectativa es que este mercado esté muy pronto abierto», agregó.

Para tratar de convencer al gobierno de EE. UU. de que libere el producto de Brasil, el mayor exportador mundial de carne de res, la Ministra de Agricultura, Tereza Cristina, programó un viaje al país el 17 de noviembre, cuando debería reunirse con la Secretaría de Agricultura norteamericana.

Vale recordar, que los Estados Unidos suspendieron las importaciones de carne fresca de Brasil a mediados de 2017 luego de la detección de no conformidades de importación a raíz de un escándalo de inspección de salud que involucraba sobornos pagados por las empresas a los funcionarios fiscales.

En medio de negociaciones para reexportar carne fresca, Brasil ya acordó otorgar una cuota de 750,000 toneladas de importación de trigo libre de impuestos a todos los países, incluido Estados Unidos, normalmente los principales proveedores de brasileños fuera del Mercosur. La cuota, sin embargo, aún no ha sido regulada.

Además, en otro guiño a los Estados Unidos, Brasil aumentó en septiembre a 750 millones de litros, en comparación con los 600 millones anteriores, una cuota para las importaciones anuales de etanol sin arancel.

Fuente: BrasilAgro

About Juan Barrios