LA LECHE EN POLVO, OTRO COMODITY IMPORTANTE QUE ENTRO EN UN TOBOGAN

0 0
Read Time:2 Minute, 59 Second

Tras tocar en marzo su mayor valor desde 2013, el principal producto de exportación de la cadena láctea comenzó a descender y retrocedió a valores de fines de 2021. No obstante, siguen siendo precios altos en términos históricos.

Al igual con lo sucedido con la soja y el trigo, el precio internacional de la leche en polvo entera (LPE) ingresó en un tobogán en los últimos meses, confirmando que la nueva ola alcista que tuvieron los commodities en el inicio de 2022 parece haberse terminado o, al menos, tomado un respiro.

En el remate quincenal de la multinacional Fonterra, realizado este martes y que es una referencia para el mercado global de los lácteos, la LPE se ubicó a un valor promedio de U$S 3.757 la tonelada.

Esto significa un descenso del 5,2% con respecto a la subasta de principios de julio y el menor precio desde octubre del año pasado.

Pero además, vale mencionar que en marzo pasado la cotización había escalado hasta rozar los U$S 5.000, el mayor guarismo en nueve años, para luego descender por debajo de los U$S 4.000 y tener un nuevo repunte, que derivó en el tobogán en que se encuentran los precios en la actualidad.

Como se mencionó, si bien no tiene el peso que tienen los granos y sus derivados para la generación de divisas, la cadena láctea es una de las que más dólares genera dentro de los complejos exportadores argentinos.

Entre enero y mayo, exportó por U$S 552 millones, un 30,2% más que en el mismo período de 2021, según datos del INDEC. De ese total, la leche en polvo aportó más de la mitad: U$S 280 millones.

MALO, PERO NO TAN MALO

En un reporte difundido por el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA) se deja en claro que, pese a esta caída, también sucede lo mismo que con los granos: los precios vienen bajando, pero en términos históricos superan el promedio de los últimos años.

Tomando los promedios mensuales de los remates, en marzo pasado se dio el valor de la LPE más alto desde 2013 con U$S 4.677 (el récord de hace nueve años fue de U$S 5.172).

Luego, vinieron dos meses de caída, en junio hubo un rebote a U$S 4.142 la tonelada, y ahora la media de las dos subastas de julio arroja un valor de U$S 3.859.

De todos modos, “el valor promedio de los últimos 12 meses alcanza los U$S 4.028, el mayor desde 2013 (U$S 4.677), con lo cual mantiene al mercado externo en este producto atractivo para los exportadores, ya que se ubica también bastante por encima de la media histórica que está en torno a los U$S 3.254 en la serie de 14 años y en U$S 3.073 en la serie de los últimos siete años”, destaca el OCLA.

Y completa: “No podemos dejar de mencionar que para Argentina este último valor de U$S 3.757 determina un poder de compra de $ 43 por litro de leche (con un precio actual en torno a los $ 48), todo ello debido al fuerte retraso cambiario, la vigencia de derechos de exportación y reducción de reintegros de impuestos internos. Solamente de eliminar las retenciones y retomar el valor de reintegros, con este precio el poder de compra se ubicaría en $ 51”.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.