EL CAMPO CALIFICO DE «PROVOCACION INNECESARIA» LOS DICHOS DE ALBERTO FERNANDEZ Y LO CONTRADIJO

0 0
Read Time:7 Minute, 11 Second

Dirigentes de las entidades gremiales se quejaron de que el jefe de Estado busque culpar al sector por la escasez de dólares

El campo criticó con dureza al presidente Alberto Fernández luego de que lo culpara de no querer vender la cosecha, que cuantificó en US$20.000 millones, “cuando el país lo necesita”.

Esta mañana, el jefe de Estado fustigó al sector en un acto de presentación de obras de infraestructura científica y tecnológica. Y lo hizo en medio de las versiones de un desdoblamiento cambiario para que se venda más soja.

En el caso puntual de esta oleaginosa, en lo que va del año los productores vendieron 20.434.500 toneladas, por debajo de los 25.091.100 toneladas de igual fecha de 2021. Es una merma del 18,5%. Sin embargo, cuando se ven otros cultivos la situación de ventas es similar al año pasado o superior. En maíz, por ejemplo, ya comercializaron el 45% de la cosecha, versus el 46% de la campaña previa. Además, según un reporte de la consultora AZ Group, en trigo ya vendieron el 86% contra 72% del ciclo anterior para esta época. En este contexto, con más de US$19.000 millones la agroexportación ingresó un 15% más de divisas versus igual fecha del año pasado.

En su discurso, Fernández habló de los “desafíos” que debe “enfrentar” su gestión e incluyó al sector en ello. En otro tramo señaló: “No me van a torcer el brazo”.

Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), se quejó del trato del jefe de Estado. “El Presidente tiene un concepto errado sobre los US$20.000 millones. Es hasta casi ofensivo que nos traten de esa manera. Nosotros estamos trabajando como habitualmente trabajamos. Según me dijeron hoy, a mediados de julio lo que se viene comercializando es lo de esta época del año. Por otro lado, gran parte de lo que se cosecha de los productores se entrega a los acopios, a las exportadoras, o sea, está siendo totalmente normal como se está desarrollando esto”, dijo en el marco de la Exposición Rural de Palermo.

Para el dirigente, el Poder Ejecutivo y el Ministerio de Economía “son responsables” de lo que se vive a nivel país. “No es función nuestra estar dando ideas y opinando sobre qué es lo que hay que hacer. Lo que sí estamos seguros que con esta brecha cambiaria se hace muy difícil poder trabajar”, puntualizó el dirigente.

“Lo que están haciendo es que están tratando de enfrentar al campo con la sociedad”, agregó. Respecto de la frase del jefe de Estado de que no le van a dar el brazo a torcer, dijo: “No estamos en la Argentina para dar el brazo a torcer de nadie. Estamos lejos de eso”. Agregó que el sector quiere “poner a la Argentina en crecimiento”.

Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), lamentó las expresiones del jefe de Estado. “Lamentablemente, en un momento tan difícil con lo que está viviendo el país, el Gobierno sigue buscando culpables de los errores que está cometiendo y siempre la busca en el campo, que es el sector que siempre estuvo poniéndole el hombro en el país y de ninguna manera estuvo especulando nunca”, expresó.

El dirigente también señaló que “si hay algún grano que haya sido guardado es solamente para que ese productor pueda mantener su valor de compra para poder comenzar la próxima campaña”. Remarcó: “Ni siquiera se dan cuenta de que el productor está preservando la continuidad de la producción y nos tildan de especuladores. Es inconcebible que un Gobierno como este no pueda ver más allá de sus narices”.

En un informe, CRA le respondió al mandatario: “Los productores no retienen soja ni granos, simplemente escalonan ventas a lo largo de los meses para financiar sus propios gastos a lo largo del año. Ya liquidaron toda la cosecha récord de trigo, y casi toda la de maíz. Tampoco tienen US$20.000 M retenidos. No habría manera, porque no son los ingresos totales de los productores en un año calendario”.

Para Gabriel de Raedemaeker, vicepresidente de CRA, lo dicho por Fernández es “una provocación innecesaria”.

“El campo produce los dólares que después el Gobierno de Alberto Fernández despilfarra y por eso faltan dólares y no porque el campo no liquide. Faltan dólares por las políticas equivocadas que lleva adelante el Gobierno”, enfatizó. Según señaló, hace falta “una política que genere credibilidad, previsibilidad, todo lo contrario a lo que este tipo de declaraciones generan para promover un clima de inversión y crecimiento”. Subrayó: “El problema de la falta de dólares en el país radica justamente en el Gobierno”.

En este contexto, Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria Argentina (FAA), apuntó: “Nosotros los pequeños y medianos productores muchos ya vendimos y la vimos pasar y los que tienen van vendiendo de acuerdo a los compromisos de pago. El resto con tanta incertidumbre, se resguarda porque no hay certezas de nada”.

En opinión de Elbio Laucirica, vicepresidente de Coninagro, cuando no se vende no es “por esperar mayor rentabilidad sino para cubrirse de la depreciación de la plata”.

“Cómo lo hace cualquier buen vecino, que se cubre comprando cosas o incluso dólares. Muchos bienes se han retirado de la venta y esto también empeora la situación, por las razones antes mencionadas. Hay comercios que al no saber el precio con el que van a reponer la mercadería, prefieren no vender. No liquidar es una consecuencia a políticas erradas. Y que el dólar blue suba, también es una consecuencia”, precisó. Alertó sobre el mayor diferencial y expresó que “todo esto es muestra de la falta de confianza en las políticas de Gobierno y consecuencia de las peleas internas de la alianza de Gobierno, que generan incertidumbre y más dudas que certezas”.

Por su parte, para Horacio Salaverri, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), “el país no está mal por el sector agropecuario, sino que está mal a pesar del aporte del sector agropecuario”.

“La responsabilidad de que el país está así la tiene la alianza gobernante y el presidente de la República. Es lamentable tratar de excusarse y echarle la culpa de alguna manera a un sector de estas cuestiones. Por otro lado, hoy el sector agropecuario está como todo el país, inmovilizado, porque no hay reglas claras. El día que el señor presidente se digne a tener reglas claras en la economía y estabilidad política, seguramente todo esto se se arregla y el sector agropecuario va a poder confiar como debería confiar todo el país”, subrayó.

Para Javier Rotondo, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), las declaraciones del Presidente fueron “desacertadas, nefastas y maliciosas”.

“Me exime de cualquier análisis. Habla a las claras, una vez más de la improvisación, la impericia y la falta de visión para solucionar un problema crítico, echándole la culpa a sectores. El productor tiene en la soja su resguardo de valor para encarar toda actividad productiva para la próxima campaña que normalmente se ralentiza en esta época”, remarcó. “Además de esconder una malicia y esta búsqueda permanente de responsables ante la propia inoperancia de la gestión de Gobierno, esconde un desconocimiento muy grande de cómo es el eje productivo y cómo se manejan. Indudablemente es un Gobierno que siempre atentó y y no creyó en el libre mercado y los mercados se los están llevando puesto. Por lo tanto es una más de las tantas y desacertadas expresiones de un presidente sin rumbo”, añadió.

Alejandro Ferrero, candidato a presidente de la Rural por la lista Unidad y Acción, le pidió responsabilidad al jefe de Estado y consideró que sus dichos incluso podrían ser una “apología del delito” que podría provocar ataques a silobolsas.

“Lamento profundamente las expresiones del Presidente y pedimos responsabilidad. En un contexto inflacionario como el que vivimos, el productor tiene necesidad de vender cuando lo necesita y para los gastos. La reserva de granos es una herramienta para financiarse a lo largo del año, para los gastos e inversiones”, dijo.

Ferrero señaló que “si se levantaran las regulaciones” habría más ventas. “En la crisis que vivimos, hace apología del delito”, dijo sobre el mandatario y el temor que esto despierte vandalismo sobre silobolsas. Reiteró su pedido de “responsabilidad”. Mercedes Lalor, su candidata a vicepresidenta, apuntó: “La brecha cambiaria es terrorífica”.

Informe de Belkis Martínez, Marina Reinke, Pilar Vazquez y Fernando Bertello.-

LA NACION.-

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.