LA GANADERIA, EMPANTANADA: PESE A QUE LA CARNE VA POR DETRAS DE DE LA INFLACION, EL CONSUMO NO REPUNTA.

0 0
Read Time:2 Minute, 57 Second

En octubre, el corte que mas aumentó fue el asado, con 4,2%. En el último año, subió 70,8%. En este contexto, el consumo está clavado en 47 kilos por habitante. La cadena está en rojo y necesita una recomposición de precios.

En octubre, los precios de la carne vacuna aumentaron nuevamente por debajo del índice inflacionario, de acuerdo a la Cámara de la Industria y Comercio de la Carne (Ciccra). Con un nivel de consumo que se mantiene sobre los 47 kilos por habitante, el asado registró la mayor suba en los mostradores.

En el caso de este corte, el aumento fue de 4,2% en comparación a septiembre, seguido por el cuadril, con 3,3% y nalga y paleta, con 2,3% en ambos casos. Por su parte, la carne picada subió un 1,2%. Si se extiende el análisis al último año, los aumentos también fueron por debajo de la inflación medida por el Gobierno.

Entre octubre de 2021 y octubre de 2022, el precio del asado subió 70,8%, el de la carne picada aumentó 69,0%, el de la paleta, 70,6%, el del cuadril, 72,2%, y el de la nalga, 70,1%. En ese período, el alza en el  Índice de Precios al Consumidor (IPC) en el Gran Buenos Aires fue del 87,8%.

En tanto, la caja de hamburguesas congeladas registró un incremento de 119,6% anual, producto de la recuperación que verificó a lo largo del corriente año.

UN ROJO CADA VEZ MÁS FUERTE

El problema de esta situación es que, precisamente, lo que necesita la cadena de ganados y carnes es una recomposición de los precios, para que el negocio pueda salir de la situación de quebranto.

Cabe recordar, por ejemplo, que según datos de la Cámara Argentina de Feedlot (CAF), hoy por cada novillo que se engorda, se pierden alrededor de $ 30.000.

Lejos de eso, las perspectivas son incluso que la clásica suba de fin de año, para este año no se dé.

Al contrastar con el mes previo al inicio de la cuarentena, los aumentos de los cortes analizados permiten tener dimensión del impacto de la inflación en la economía. En ese lapso, el precio del asado subió 265,3% y el de la paleta, 264,9%. En tanto, el precio de la nalga aumentó 263,1%, el del cuadril, 261,4%, y el de la carne picada común hizo lo propio en 247,8%.

Por el lado del pollo, su cotización trepó un 103,5% en el último año. “En relación a los principales cortes cárnicos, en los últimos doce meses el precio del pollo entero se encareció 19,3%”, señalaron desde la entidad presidida por Miguel Schiariti.

QUÉ PASÓ CON EL CONSUMO

En los diez primeros meses de 2022, la producción de carne vacuna fue de 2,58 millones de toneladas, un 4,7% más en la comparativa interanual.  De este volumen, 748.000 toneladas se exportaron y 1,83 millones de toneladas se volcaron al mercado interno, un aumento en relación al mismo período del año pasado de 10,8% y 2,4%, respectivamente.

Más allá de estos incrementos, el consumo de octubre se mantuvo en 47 kilos por habitante, que marcó un leve aumento interanual de 0,8%. Si bien la producción de carne crece, el bolsillo de los consumidores está golpeado y entonces buscan otras alternativas que rinda más.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.