CHACO: FABIANA CIPOLLINI, “LLEVAR CALMA A LA COMUNIDAD Y DENUNCIAR CASOS SOSPECHOSOS”.

0 0
Read Time:7 Minute, 53 Second

Ante la confirmación de la emergencia sanitaria nacional por la proliferación de casos de encefalomielitis equina del oeste, la decana de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Nordeste, Fabiana Cipolini, brindó detalles de la enfermedad y remarcó que lo importante es llevar tranquilidad a la comunidad.

En este sentido, remarcó en declaraciones al programa El Puente de Agroperfiles que se emite por LT16 Radio Sáenz Peña, que es importante transmitir a toda la población una tranquilidad en función de que no están reportados casos en personas. Los casos que hoy hay son en animales vivos, y en equinos específicamente, documentado por SENASA.

EL PERIODO DE INCUBACION

Explicó que el periodo de incubación es de uno a diez días. “Es lo que tarda. Y el curso clínico también es de una semana a diez días. Y en ese tiempo, el animal no contagia a otro caballo. El que realiza la infección es el mosquito como vector”, señaló Cipollini.

“Es importante aclarar que este ciclo es el de la encefalomielitis equina del oeste, que es lo que está identificado hasta ahora en la Argentina. El ciclo de esta enfermedad está restringido a las aves y a los mosquitos. Ese es el ciclo silvestre. Y cuando hay algo que altera ese ciclo, que son las aves y los mosquitos, y el mosquito, además de las aves, pica a otra especie, llámese el equino o llámese el hombre, termina la enfermedad en ese animal.

Explicó luego que se denomina para nosotros, del punto de vista técnico, se le dicen fondo de saco. Quiere decir que no transmiten; que se infecta y el animal queda con la infección, o la persona sobrevive porque no siempre es mortal. Porque de todas las encefalomielitis, ésta es la menos grave, así que no necesariamente todo animal que se infecte muera en el proceso” dijo.

Y añadió que “en el humano también se comporta como una encefalomielitis, es una inflamación de meninges, donde hay dolor de cabeza, cefalea, dolores musculares, donde el paciente, ante estos síntomas, debe recurrir en forma obligatoria a lo que sería la atención médica, para que sea tratado”, aclarando que no es el caso de la cepa encontrada en los equinos sometidos a estudios de laboratorio.

INFORMACIÓN OFICIAL

La Médica Veterinaria explicó que “desde Corrientes, participamos de una mesa de zoonosis, desde el Ministerio de Salud Pública del Chaco me llegó una información de Epidemiología de Salud Pública, como si fuera un comunicado, aclarando que no hay casos en Argentina de encefalomielitis por alfavirus. Alfavirus es una clasificación más grande de lo que estamos hablando de la encefalomielitis. Y este informe que sacó el Ministerio de Salud Pública del Chaco, en función a esa situación de alarma que se generó, tranquilizando a la población, de que no hay casos reportados en humanos en la Argentina y que los casos que hoy existen son en equinos”.

¿CÓMO INGRESÓ?

Respecto a los posibles motivos por lo cual se comenzaron a registrar estos casos, señaló que “todavía no podemos decir cuál es el motivo de la situación. Pero cuando hay un desequilibrio, que tiene que ver con el cambio climático, se dan todas las condiciones de lluvia, humedad, temperatura, para que se reproduzcan y estén.  En este momento no podemos atribuirle que sean las aves migratorias el único motivo”.

UN CABALLO NO CONTAGIA A OTRO CABALLO

En lo que respecta a la importación de caballos de otros países, la médica veterinaria explicó que “el caballo no transmite a otro caballo. Tendría que ser esa posibilidad, que no sería la más común, que el caballo venga con vector incluido, es decir con un mosquito.

Pero generalmente, lo que tiene que realizarse es una debida cuarentena, no se puede ingresar de forma oficial si no se cumplen algunos requisitos. Por eso debemos trabajar en función a todas las otras enfermedades que hoy tenemos en la región, y que son importantes, que tengan que ver con la transmisión del mosquito. Que son el dengue, chikungunya, zika; es decir, son enfermedades que son vectorizadas a través de mosquitos”.

DISMINUIR LA CANTIDAD DE MOSQUITOS

Entonces, “lo que tenemos que tratar es de disminuir los mosquitos. ¿Cómo? En las personas. ¿De qué manera? Con productos repelentes que se han aprobado por el ANMAT. No cualquier producto, no lo que me dicen que funciona, ni nada de eso. Porque también lo que tenemos que tener en cuenta, y en esto se insiste mucho, el equilibrio que tenemos que lograr con el medio ambiente. Ya está desequilibrado por las injerencias que nosotros como humanos hoy estamos haciendo en el planeta. Entonces, no podemos hoy empezar a fumigar en forma indiscriminada montes y lugares, porque eso tampoco contribuye a la ecología” resaltó Cipollini.

OBLIGATORIEDAD DE LAS VACUNAS

Ante esta situación que la vacuna dejó de ser obligatoria para el país de hace unos años para atrás, que el Senasa dispuso esta situación, los productores vacunaban en forma voluntaria. Entonces los laboratorios producían, pero no la cantidad necesaria para abastecer a todo el país.

“Ante la situación de que se sospechaba de que algunos caballos con síntomas clínicos, se empezó a vender más de lo habitual. Y ese fue el problema por el cual hoy en nuestra región, Corrientes, Chaco y Formosa, es muy difícil de conseguir las vacunas” indicó.  

Agregó asimismo que “el laboratorio tiene la partida ya producida de vacunas, pero tiene que ser aprobado por Senasa, donde tiene que someterse a pruebas para que sea realmente una vacuna oficial para el país”.

Y aconsejó que “una cuestión particular es el uso de repelentes. En el caso del Chaco, por ejemplo, que no está afectada, se pueden realizar movimientos de los caballos, siempre y cuando presenten el certificado de vacunación 15 días antes del movimiento. Y eso está reglamentado en la Resolución 363, que en realidad es una disposición que sacó el Senasa en estos días por todos estos inconvenientes que estamos teniendo”.

Por ello, comunicó que “lo ideal sería hacer una revacunación del animal entre los 20 días y un mes. Pero con una vacuna que tenga, ya le permite el movimiento y le da la protección. Porque la vacuna da una inmunidad cruzada, sirve para cualquiera de las encefalitis que tengamos, la del este o la del oeste. Las vacunas virales que son de cepas atenuadas, se habla que la protección que dan en líneas generales son entre 7 y 9 meses”.

Además, relató que “como esta obligación era para los caballos que se movían, los que participan en alta performance, los que participan en deportes hípicos, o van a cuadreras, o alguna actividad de concentración, a ellos solamente se les exigía. Y en el productor quedaba la responsabilidad si lo hacían o no en forma voluntaria. La exigencia era más bien para todos los que son caballos que se transportan. Entonces, de esa manera tienen una libreta sanitaria y tienen como si fuera el documento nacional de identidad equino, donde está identificado cada uno de los caballos, con el pelaje, con las características particulares”.

CADA CABALLO, UNA LIBRETA SANITARIA

“Entonces, cada caballo tiene una libreta sanitaria equina, donde en eso se constatan los diagnósticos, por ejemplo, para anemia infecciosa equina, y las vacunas que se hagan. Las vacunas son las obligatorias, que es influenza, el control de anemia infecciosa equina, y en este caso encefalomielitis también era obligatorio. Y esta última dejó de ser obligatorio” dijo Cipolini.

DENUNCIAR CASOS

Desde hace tiempo se viene hablando sobre posibles casos en el país, pero la denuncia concreta no se realizaba a los organismos correspondientes. Por ello, la Médica Veterinaria mencionó que “se comenta mucho, pero no se denuncia. Y si el Senasa no tiene la denuncia, como organismo oficial de sanidad animal, no tiene el elemento para trabajar al respecto”.

“Por ejemplo, en el caso de una sospecha de una enfermedad nerviosa. Tenemos un animal con sintomatología nerviosa, pensamos en rabia. Entonces, el primer diferencial que se hace es de rabia. Es negativo a rabia, y a partir de ahí empieza toda la sintomatología a ser trabajada. Y este caso de la locura de los caballos, es una cuestión donde se están haciendo controles serológicos, tanto el Senasa como otras entidades, en busca de otras encefalitis” remarcó.

Y agregó que “estamos hablando de estas tres encefalitis, pero tenemos otras enfermedades también con síntomas nerviosos en el equino. Hay que demostrar que sí las tenemos o no las tenemos. Y la forma es haciendo análisis”.

Y si bien “la vacuna es un elemento muy importante y es un elemento a tener en cuenta, y también tiene que ver por toda la situación que como país estamos viviendo económicamente hablando”.

INFORMAR Y ORIENTAR

Por último, consideró que “si al productor no le demuestran con números, que la enfermedad está presente en el rodeo o en la caballada, y que le produce pérdidas.

Entonces, también tiene que ver con toda esta idea que estamos trabajando desde las instituciones, que tenemos algo que ver y que somos actores principales en la formación de nuestros estudiantes. Para nuestro caso y de nuestros egresados, decimos que hay que informar debidamente a toda la población, al productor, uno de ellos que es el dueño, en este caso, del animal, de darle las herramientas necesarias para que él tome la decisión y que nosotros, como agentes sanitarios, también sepamos recomendar qué es lo mejor para cada situación en particular” finalizó la doctora Fabiana Cipollini.

Agroperfiles.-

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *