LA CARNE VACUNA ESTABLE DURANTE SEPTIEMBRE

Los valores se mantuvieron sin variaciones en septiembre respecto al mes anterior, luego de una retracción observada en julio de 1% y otra del 1,4% en agosto.

Los precios de la carne vacuna se mantuvieron sin variaciones en septiembre respecto al mes anterior, luego de una retracción observada en julio de 1% y otra del 1,4% en agosto, según el monitor de precios de carnes del Centro de Economía Política Argentina (Cepa).

El informe señaló que septiembre mantuvo la tendencia de quiebre de la fuerte dinámica alcista que se registró en 2020 y durante el primer semestre de 2021. En julio y agosto los distintos cortes de carne vacuna habían mostrado una caída de 1% y 1,4%, mientras que en septiembre se mantuvieron estables.
El trabajo consideró que el peso de la carne oscila entre 7% (GBA) y 13,3% (noreste) sobre el índice de precios minoristas del Indec.

Al analizar los cortes en particular, el aumento de precios en el segmento superior fue el siguiente: colita de cuadril (+1,6%), lomo (+0,9%), peceto (+0,9%) y nalga (+0,5%).

Por su parte, los cortes vacunos de precio intermedio, las principales reducciones se encuentran en tapa de nalga (-2%), asado de tira (-0,4%), bife ancho y angosto (-0,2%). Por encima del promedio general, se ubicó la tapa de asado (0,9%).

Finalmente, en el caso de los cortes económicos, la principal reducción se reflejó en falda (-5%), un descenso menos marcado en roast beff (-1,3%), osobuco (-1,1%) y tortuguita (-0,9%) y un aumento en picada común (2,9%) y carnaza común (0,7%), reseñó el trabajo del Cepa.

En términos interanuales, es decir respecto a septiembre de 2020, la variación de precios nominales de la carne (+72,7%) se encuentra aún por encima de la variación de precios del período (+51,4%), lo cual implica un encarecimiento de los diversos cortes en términos reales. A la cabeza de los aumentos sobresalen cortes de alto consumo popular como el asado (75,8%), vacío (76,4%) y matambre (72,4%).
El informe también analizó que con la llegada del nuevo ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se anunció una apertura gradual de las exportaciones de carne: los productores de cría y tamberos podrán vender al exterior todos los cortes de la vaca conserva con principal destino a China.

Cepa planteó además dos cuestiones para considerar frente a ese escenario. Por un lado, de acuerdo con cálculos oficiales esa cantidad de animales equivale a 22.000 toneladas, esto es 2% del volumen exportado anual, «un porcentaje poco representativo como para afectar sobre el precio, más aún si se determinan cupos de exportación de acá a fin de año».

Por otro lado, si bien el precio de la vaca conserva no es referencia para el resto de los animales, e incluso considerando la dispersión de precios que este tipo de animal, «es necesario monitorear el efecto que pueda tener un incremento de precios de la vaca conserva sobre los precios del resto de los animales».

Desde el anuncio de esta nueva apertura se incrementó el precio de este tipo de animal casi 5%, ya que el kilo de la vaca de conserva fluctuaba alrededor de los $103 en agosto último, incrementó su precio en la primera quincena de septiembre ($108) y actualmente se consigue cerca de $113, explicó el reporte.

Sube el pollo y vuela el cerdo 

Dado el carácter sustituto del pollo respecto a los cortes vacunos, se analizó la evolución de precios del pollo fresco entero respecto al principal corte vacuno consumido: el asado. Lo que se observó es una reducción de la brecha entre los precios del asado y el pollo entero a partir del mes de julio por «un sensible aumento del precio del pollo a la par de la reducción/ estabilización de precios de la carne vacuna». Es decir, si en agosto, 1 kilo de asado equivalía a 3,58 kilos de pollo, en septiembre, 1 kilo de asado equivale a 3,37 kilos de pollo. El mes pasado, el precio del pollo escaló 5,8%.

Según el Ipcva, el precio del pechito de cerdo mostró subas significativas en septiembre: avanzó 7,4%.