LA DIFERENCIA ENTRE PRECIOS MÁXIMOS Y PRECIOS REALES ES DE HASTA 48%

Un análisis de la consultora Focus Market subrayó que el programa puesto en marcha en el inicio de la emergencia sanitaria tiene mayores posibilidades de fiscalización en las grandes cadenas pero no en otros formatos comerciales

El programa Precios Máximos fue reduciendo su nivel de presencia y congelamiento de precios para categorías básicas de alimentación como Aceite, Yerba Mate, Aceite, Café, Pan, Huevos, entre otros y se espera que parte de esos productos se mantengan dentro del programa de Precios Cuidados a renovarse la semana que viene con ajuste trimestral de precios.

Para los productos que siguen formando parte de Precios Máximos se ha generado diferencias de precio mismo producto y misma marca de hasta 48 % entre las Grandes Cadenas de Supermercados y el resto de las formas comerciales Minoristas.

«El sistema de la fijación de precios por fuera de la voluntad de los agentes económicos privados genera este tipo de diferencias por que no se pueden controlar todas las formas comerciales, ni sus actores ni cada uno de los productos en todo lugar y momento. En ese sentido se ha generado un desdoblamiento entre los Precios Máximos que el Estado otorga a las empresas por cada producto y el Precio Real de Mercado que se fija en relación a la voluntad privada de las diferentes formas comerciales en competencia» expresó Damián Di Pace Director de la Consultora Focus Market.

El programa de Precios Máximos tiene mayor nivel de presencia y posibilidad de fiscalización en las grandes cadenas de supermercados pero no en otras formas comerciales minoristas como Kioscos, Almacenes, Autoservicios Chinos y Supermercadistas Independientes donde hay diferencias de precios en mismo producto y marcas entre canales.

La diferencia de precios entre Precios Máximos en Grandes Cadenas de Supermercados y el resto de las formas comerciales para el caso de Yogur es de hasta 26 %, Tomate Perita hasta 24 %, Entero Arroz Fino Largo de 1 Kg alcanza hasta el 48 %, Fideos Mostacholes hasta 15 %, Atún al Natural hasta 22 %, Manteca hasta 12 %, Leche Larga Vida 19 % hasta , Harina 000 hasta 14 %.

«La intervención sobre los precios no dificultad solo la preservación del empleo sino que detiene cualquier expectativa futura de inversión e innovación y procesos de mejora continua. El esfuerzo privado en coordinación de sus fuerzas productivas no obtienen ganancias por el mérito de la competencia sino por la igualación de la potencial ganancia de los factores entre todos los actores. La regulación directa reduce la oferta en ciertas categorías alterando su ritmo de producción e incluso líneas de productos en orden de la subsistencia de su utilidad que es la principal búsqueda de cualquier inversión. Cuando una ganancia inmediata es sustituida por una inversión a largo plazo eso implica un riesgo y cuando el retorno no llega eso implica desincentivo, desinversión y disminución de la oferta» detalla Damián Di Pace

Respecto del listado de precios que recibe de la empresa proveedora de alimentos cada forma comercial minorista determina de diferentes niveles de precio final hacia el consumidor ampliándose las brechas y diferencias entre los puntos de venta.