LA MESA DE ENLACE BUSCARA UN AMPLIO CONSENSO CONTRA EL CEPO A LA CARNE

La agrupación se reunirá este miércoles con diferentes eslabones de la cadena para insistir en el fin de las trabas a la exportación

0

La Mesa de Enlace buscará mañana en un encuentro en el predio de la Rural respaldo de diferentes eslabones de la cadena de la carne vacuna para redoblar su presión contra el cepo a las exportaciones al producto dispuesto por el gobierno nacional. El objetivo es que no siga esa restricción.

El 31 del actual, vence la cuotificación del 50% de los embarques, medida que exceptuó de ese límite a las cuotas arancelarias que tiene el país para Europa y los Estados Unidos. El último fin de semana, el Gobierno abrió una cuota además de 3500 toneladas para las ventas de carne con rito kosher para Israel tras las críticas de ese país por las restricciones.

La Mesa de Enlace, que llamó a un cese de comercialización de hacienda durante 14 días cuando en mayo hubo una primera etapa del cepo a la carne, ahora está apuntando a sumar presión para que la restricción para exportar concluya el 31 del actual y no se prorrogue hasta fin de año, algo que el Gobierno se reservó como posibilidad. La agrupación, que integran la Sociedad Rural Argentina (SRA), Federación Agraria, Coninagro y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), viene de rechazar el pedido por otro paro que formularon productores autoconvocados.

Los dirigentes prefieren antes de una nueva protesta agotar esta instancia que están llevando adelante de reuniones como el encuentro de mañana, donde se verán con frigoríficos, consignatarios de hacienda y esperan también la presencia de sindicatos de la actividad.

La iniciativa surgió la semana pasada tras un encuentro con la industria frigorífica exportadora, que expuso su preocupación por el impacto del cepo, según los ruralistas, por el abarrotamiento de carne en las cámaras.

“La expectativa es ir incorporando eslabones de la cadena para ver si podemos lograr que el Gobierno escuche por la apertura de las exportaciones”, señaló Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). Indicó que se busca mostrar que “no es un capricho” que se esté planteando desde el sector de la producción.

Vale recordar que, tras el cepo, los productores sufrieron una baja en el precio de la hacienda, en especial la vaca que se vende para exportar su carne a China y que no tiene consumo local masivo. Se trata de un animal que cumplió su ciclo reproductivo.

Según precisó Chemes, con el encuentro de mañana se busca “lograr consenso en toda la cadena” en contra del cepo a la exportación.

Elbio Laucirica, presidente interino de Coninagro, dijo que tiene expectativas de que la reunión de mañana sea “favorable”. Además, se refirió al “borrador consolidado” como llaman en el Gobierno al plan ganadero oficial. Ese programa, como informó La Nacion, apunta a medidas de estímulos fiscales, crediticios, entre otros, para incrementar la producción de carne.

“Todo lo que signifique un plan de desarrollo integral, campo más agroindustria, y que quede institucionalizado por ley, es auspicioso”, señaló el dirigente. Precisó que es importante “que se atienda las particularidades de las diferentes provincias”.

“El compromiso de las mismas suma para que sea perdurable en el tiempo”, indicó. En tanto, solicitó: “Lo importante sería que nos dejaran hacer aportes, ahora o cuando lo trate el Congreso (hay medidas que van atadas a la presentación de una ley de fomento a la agroindustria todavía demorada por el Gobierno), y destacar que los incentivos fiscales se solventan por los beneficios de una mayor producción y, por ende, recaudación, y los beneficios de más trabajo y empleo”.

Una fuente del ruralismo, en tanto, interpretó que al plan ganadero le falta más consistencia y reiteró que antes de fomentar un programa se deben abrir las exportaciones sin restricciones.

Horacio Salaverri, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), consideró que el plan ganadero es un copy-paste de una iniciativa del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) en esa materia. Señaló que le falta “una mirada de largo plazo” y acotó que “no aparece” en el texto el compromiso para no volver a tomar medidas restrictivas al comercio.

Salaverri cuestionó que se hable de “desarrollo productivo con medidas restrictivas y sin compromiso alguno” por quitarlas. El próximo sábado, en la Sociedad Rural de Olavarría, desde las 11 Carbap mantendrá una reunión de su Consejo Directivo abierto. El objetivo: escuchar también qué quieren hacer otros eslabones de la actividad ante el cepo a la exportación. “Por el momento”, no obstante, de esa convocatoria no se prevé que salga una acción de medida de fuerza como tal.

Por: Fernando Bertello.-

LA NACION.-