PESE AL RECHAZO DEL CAMPO, EL GOBIERNO PRORROGO OTRO DOS MESES EL CEPO A LA CARNE