POR EL AUMENTO DE LOS PRECIOS INTERNOS, BRASIL CONTINUA IMPORTANDO MAIZ ARGENTINO