PRODUCTORES AUTOCONVOCADOS FUSTIGARON LA TRABA AL MAIZ DEL GOBIERNO