TAMBEROS AL BORDE DEL ATAQUE DE NERVIOS

En una asamblea de productores tamberos de toda la Cuenca Oeste se reclamaron quita de retenciones, que la industria cumpla con lo pactado en el precio de la leche entregada y que el gobierno no intervenga con medidas que no resuelven los problemas de fondo.

En una asamblea de productores tamberos de toda la Cuenca Oeste  reclamaron  quita de retenciones, que la industria   cumpla con lo pactado en el precio de la leche entregada  y que el gobierno no intervenga con medidas que no resuelven los problemas de fondo.

Las conclusiones de la asamblea fueron que las usinas cumplan con las actualizaciones de precio pactadas para febrero y marzo; la actualización de los mínimos para el pago de ingresos brutos provincial; quita de retenciones a las exportaciones y reembolso para compensación de impuestos de la cadena ; quita de ridículos requisitos para acceso a líneas crediticias y líneas de inversión especiales para sector lechero.

«Menos tambos es menos leche, menos arraigo, menos escuelitas rurales, menos mano de obra privada e inversiones, como puede ser que no lo vean?», así cerraron la manifestación, se expresa en el documento

A la asamblea en Trenque Lauquen, se le sumarán en el transcurso de la semana Navarro y localidades de la cuenca del Abasto, en tanto que a partir del 8 de marzo se desarrollará otro encuentro con tamberos de la cuenca Mar y Sierras.

Sobre la situacion del sector, en declaraciones radiales, el prosecretario de Confederaciones de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Ignacio Kovarsky, sostuvo que en los últimos ocho meses se profundizó el impacto de la rentabilidad negativa en esta cadena de valor. El directivo remarcó que además de las retenciones se suma la falta de reembolsos a la exportación. En el otro extremo de la cadena, las pymes lácteas advirtieron que debido al control de precios en la venta de leche, trabajan un 25% por debajo de sus costos de producción. El precio del litro es de $22,74 

Los tamberos sostienen que  mientras que el precio de la leche en góndola aumentó entre un 5% y 16%, según lo establecido por el Gobierno en el plan de Precios Máximos, los costos de producción subieron por encima de la inflación.

El dato a tener en cuenta es que la próxima semana se llevará a cabo una nueva reunión de la mesa lechera provincial, en donde participan funcionarios del Ministerio de Desarrollo Agrario, representantes de las diferentes cuencas lecheras de la región y entidades gremiales del campo.