TRAS LOGRAR SU PICO HISTORICO, EL CONSUMO INTERNO DE YERBA MATE SIGUE CRECIENDO

En los primeros cinco meses del año, los argentinos consumieron un 6,8% más que en 2018, año en que se llegó al máximo en la historia del consumo de esta producción nacional.

La yerba mate argentina es un producto que forma parte de la identidad nacional y llega a todas partes del mundo mediante nuestras exportaciones. Es que Argentina es el primer exportador mundial en valor de esta producción.

Esta se produce en a lo largo y ancho de unas 165.326,8 hectáreas, ubicadas en un 87,2% en la provincia de Misiones, y en un 12,8% en la de Corrientes. Desde allí, en 2018 la yerba mate partió hacia más de 30 países.

Durante el año pasado, la Argentina exportó unas 39.926,50 toneladas, con Siria, Chile, Estados Unidos y España como los principales destinos. Para la exportación, la yerba mate cuenta con dos herramientas de diferenciación. En primer lugar, el Sello de Alimentos Argentinos, y en segundo la Identificación Geográfica.

Pero este producto crece además en el mercado interno, alcanzado valores que son récord en su consumo, ya que en 2018 las ventas al mercado interno alcanzaron su máximo nivel histórico. Y para el período enero-mayo de este año, el consumo siguió creciendo en un 6,8% respecto del mismo ciclo del año anterior. 

About Juan Barrios