URUGUAY: PERSONAS PRIVADAS DE SU LIBERTAD COSECHARAN PAPAS PARA ABASTECER A CENTROS PENITENCIARIOS

Experiencia piloto en el establecimiento Libertad.

Un total de 46 personas que cumplen condenas en establecimientos carcelarios cultivarán el tubérculo en una chacra lindera al penal de Libertad (departamento de San José) en el marco de un convenio firmado por la Asociación de Semilleristas de Papa de Uruguay y los ministerios de del Interior y de Ganadería, Agricultura y Pesca de la nación oriental.

Quienes participen del proyecto serán capacitados y la producción permitirá abastecer a los centros de reclusión. “Se necesita de trabajo y educación para transitar caminos de rehabilitación”, afirmó el ministro del Interior, Jorge Larrañaga, durante la firma del convenio realizada esta semana en Montevideo.

El acuerdo permitirá que quienes participen de la implementación de este proyecto se formen en el cultivo y el proceso de siembra. El plan abarca 1,50 hectáreas y posibilitará que 46 personas privadas de libertad trabajen en forma alternada por unos cuatro meses. La producción se realizará en las instalaciones de la unidad N º 2, chacra de San José, del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR)

Larrañaga valoró la iniciativa porque permite avanzar en acciones interinstitucionales y también ayuda a los internos a vencer el ocio, las adicciones y la violencia, a la vez que construyen respuestas de autosubsistencia alimentaria para los centros carcelarios.

En tanto, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, recordó que la zona aledaña a la ciudad de Libertad es considerada la capital de la producción de papa en Uruguay y que el 90% del área dispone de sistema de riego.

El convenio entre las instituciones se firmó el pasado jueves en la sede del Ministerio del Interior de Uruguay. El INR nuclea 26 establecimientos carcelarios en todo el país que cuentan con una población de 12.700 reclusos que consumen unos 600.000 kilogramos del tubérculo por año.

About Juan Barrios