“ABORDAJES SUMAMENTE LIVIANOS” PARA EL CAMPO, EN EL DEBATE NO SE PROFUNDIZARON LOS TEMAS PRODUCTIVOS.

0 0
Read Time:6 Minute, 2 Second

Aunque al menos mencionaron en algunos pasajes de las discusiones, dirigentes del sector objetaron el tiempo perdido en chicanas y acusaciones de los candidatos presidenciales.

Sin pena ni gloria, se fue el segundo debate presidencial y los candidatos volvieron a dejar pocas propuestas para el sector agropecuario y desperdiciaron una última y gran oportunidad de hablarle al interior productivo. Al igual que en la primera confrontación, anoche en la Facultad de Derecho de la UBA, aunque hubo al menos menciones, fueron muchas chicanas y trapitos al sol más que soluciones para el campo.

Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), puso “en valor” que al menos “se haya hablado más del campo que en otros debates”, consideró. “Es un aspecto positivo. Aunque se haya usado para chicanas políticas, resaltamos que el tema de retenciones y tipo de cambio estén en agenda de los candidatos”, dijo a La Nacion.

En un año de angustia como el que está atravesando el campo, en cuanto a lo económico y en lo climático, para Horacio Salaverri, presidente de Carbap, las exposiciones de los candidatos fueron “abordajes sumamente livianos” sobre el sistema productivo en general y en particular sobre el sector agropecuario.

“Uno hubiese esperado que en temas delicados como es el trabajo y la producción se profundicen y se tenga una mirada de largo plazo, algo que aliente al productor y le genere expectativas positivas. Sin embargo, la cuestión fluyó en situaciones de índole política, con contestaciones y acusaciones, pero nada en ahondar en las necesidades productivas”, señaló.

En un tramo del debate, el primero que hizo referencia al sector agro, en esos escasos momentos en donde se habló, fue el gobernador cordobés Juan Schiaretti (candidato por Hacemos por Nuestro País), diciendo que había que “sacarle el pie de la cabeza al campo”.

Ahí nomás el aspirante a la presidencia por Unión por la Patria y ministro de Economía, Sergio Massa, aprovechó la oportunidad de echarse flores él mismo con respecto a la eliminación de los derechos de exportación (DEX) a las economías regionales. “Todos hablan de sacar las retenciones a las economías regionales y el único que las sacó fui yo”, declamó.

“Quiero ser claro, el maní, la leche, el tabaco y otras economías regionales que cambian, en donde Salta, Jujuy, Catamarca fueron beneficiadas en los últimos meses con la eliminación de las retenciones que nadie se animó a hacer. Vienen acá y hablan, hablan, hablan de sacar la pata de la cabeza y después van y duplican los impuestos”, remarcó.

A esto, Schiaretti le preguntó: “Entonces, ¿por qué no declaró a la lechería como economía regional y solo eliminó temporariamente sus retenciones? Son ustedes los que le ponen el pie al campo ¡si aumentaron las retenciones cuando asumieron y no quieren bajárselas! Eso hace que la región pampeana le pase al Tesoro miles de millones de dólares por año”, enfatizó. Además, el gobernador cordobés llevó el tema de los biocombustibles al debate presidencial y propuso aumentar el corte con bioetanol y biodiésel en las naftas y el gasoil, respectivamente, como una forma de reducir al Gobierno por haber reducido el corte con bioetanol y biodiésel en

Patricia Bullrich (Juntos por el Cambio), pareció recoger el guante del ministro de Economía y le retrucó: “Miente Massa cuando dice que nosotros (durante el gobierno de Mauricio Macri) no le sacamos las retenciones al campo; una vez más miente. Nosotros sí queremos sacarle la pata de encima a la producción como lo hicimos cuando fuimos Gobierno. Acá me acompaña Paulina de Lácteos Mayol, una pyme que sufrió el bloqueo del sindicato lechero de Atilra. Nosotros defendemos a los que trabajan y no a los que bloquean empresas. En cambio, ustedes defienden a los sindicalistas que terminan con el trabajo argentino”.

En tanto, Javier Milei, candidato por La Libertad Avanza, no habló del agro en el segmento “Trabajo y Producción”, pero sí cuando le hizo una pregunta al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, sobre los derechos de exportación y dijo que su espacio era el único que proponía su eliminación. Vale recordar que en julio pasado, durante una jornada en la Exposición Rural de Palermo, el economista libertario dijo que las retenciones se iban a tomar a cuenta del pago del impuesto a las ganancias. Por lo demás, insistió en su intención de cerrar el Banco Central y no dio precisiones sobre los DEX.

En tanto, Marcos Pereda, vicepresidente de la SRA, expresó: “los argentinos estamos preocupados por lo que se viene a partir del 10 de diciembre y, con un Estado quebrado y sin reservas, no escuchamos muchas alternativas para lo que viene”.

“Nos hubiera gustado escuchar cómo piensan hacer para que la economía de nuestro país se recupere con el eje de desarrollo productivo, porque estamos convencidos que los problemas del país se solucionan con el crecimiento del sector”, añadió.

En esa línea, para el vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Gabriel De Raedemaeker, si bien se trató de un debate mucho más picante y entretenido que el primero, “los candidatos intentaron mostrar su agudeza y picardía con chicanas antes que con propuestas”.

“Otra vez el campo, salvo las menciones que forzó Schiaretti para meter el tema de los DEX, fue el gran ausente. Se necesitan medidas urgentes para tomar decisiones de producción y claramente esas medidas no salieron en este debate”, puntualizó.

De Raedemaeker sostuvo que “queda claro que al campo se sigue viendo como una caja de provisión de recursos fiscales antes que como el gran motor de generación de divisas”. Y añadió: “hasta incluso Massa le echó la culpa de la situación a la sequía, como si las pésimas políticas instrumentadas en su Gobierno no tuvieran la responsabilidad del desastre que estamos transitando”.

Para el dirigente de CRA, “queda claro que los productores agropecuarios seguiremos absolutamente solos para enfrentar en lo inmediato un nuevo ciclo productivo soportando el peso asfixiante de un Estado insaciable y generador de pobreza antes que facilitador de oportunidades para generar riqueza y puestos de trabajo. No creo que nadie cambie su intención de voto por lo que se vio en este segundo debate”.

Luego de haber escuchado detenidamente el debate presidencial, Sara Gardiol, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe) se quedó con una única sensación. “Pareciera que es un momento de reunión para decirse cosas entre ellos, pero nunca se lo dicen a la ciudadanía, que es a la que tienen que respetar con su opinión y sus programas, ser claros y específicos. Hay cuestiones que son puntuales y se deberían conocer cuáles van a ser las políticas que van a utilizar”, dijo.

“Necesitamos tener realidades distintas y veo que están alejados de esa realidad y de las necesidades que tiene la ciudadanía y la Nación. Por lo cual postularse para un cargo como presidente de la Nación es un cargo que requiere responsabilidad, nobleza y generar confianza entre los ciudadanos”, cerró.

Por: Mariana Reinke.-

LA NACION.-

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *