TEMOR A UNA DEVALUACION: LA HACIENDA TOCO MAXIMOS DE $1000 EL KILO Y LA INCOGNITA ES QUE PASARA EN LAS CARNICERIAS.

0 0
Read Time:5 Minute, 55 Second

En medio de una menor oferta y expectativas por lo que pueda ocurrir luego de las elecciones, el ganado tuvo un repunte que podría trasladarse al producto final.

La incertidumbre electoral se convirtió en uno de los principales detonantes del stop comercial en las distintas cadenas productivas. En el Mercado Agroganadero de Cañuelas, comenzó a sentirse una suba en el precio de la hacienda en pie que alcanzó hoy máximos de $1000 por kilo por hacienda liviana de buena calidad, por lo que se podría trasladar eventualmente a los valores de la carne en las góndolas. Sin embargo, entre los más cautos advirtieron que habría que esperar hasta el lunes, poselecciones generales, para ver cómo reacciona la oferta. Un escenario similar se vivió tras las PASO, con fuertes aumentos que llegaron hasta el consumidor, si bien luego hubo un ligero recorte en las subas.

En la jornada de hoy, los consignatarios de hacienda comenzaron a alertar desde muy temprano que comenzó a bajar mucho la oferta del novillito. Aclararon que el ascenso responde a la semana previa de las elecciones y la especulación que se ha generado en todos los rubros de la economía. “Va a depender de qué pasa en las elecciones, conforme a eso se va a normalizar la entrada y quizás los precios se van a reacomodar de vuelta. Los precios en góndola están con precios de compra de la última suba fuerte, por eso hay que esperar al lunes. Hoy, esta suba, no va a tener un impacto directo. Es posible que vuelva a bajar. La gente no está mandando por la incertidumbre del mercado: es una cuestión de oferta y demanda”, resumió una fuente.

Desde el mercado señalaron que “hubo una mejoría en los precios” producto de menores ingresos tanto ayer como hoy. “Las entradas están por debajo de lo normal, y al mismo tiempo la demanda se mantiene activa”, indicaron. La suba con respecto de ayer fue de entre el 5% y 7%, dependiendo la categoría. Entre los motivos está el poco ofrecimiento de hacienda terminada. “En dos días de operaciones entraron los mismos animales que normalmente ingresan en un día. La demanda activa presiona sobre la oferta escasa. Todo dentro de un marco de incertidumbre previo al escenario eleccionario. No sabemos cuánto de esto y cuándo se va a trasladar al público”, afirmaron.

Víctor Tonelli, consultor ganadero, señaló que el Mercado Agroganadero de Cañuelas tuvo para novillos y novillitos de calidad en torno a los $1000 por kilo vivo. “Esto representa una suba no menor a los $100-$120 respecto de lo que estaba el mismo día de la semana pasada, es decir un 12% o 13% respecto de la semana anterior. Básicamente tiene que ver con las enormes expectativas que genera la política pública y la incertidumbre de las elecciones. La gente no tiene la menor idea, o en todo caso, tiene mucho temor de lo que pudiera ocurrir eventualmente el 23 de octubre, al día siguiente de las elecciones”, explicó.

Esto, agregó, se daría considerando los antecedentes después de las PASO que no fueron menores, cuando en la primera hora del día siguiente el Gobierno generó una devaluación del 22%. “Lo que está pasando en la carne está pasando en todos los rubros de la economía nacional. Nadie entrega nada: ni un tornillo, ni una tuerca, ni un litro de gasoil, nada; si no es a precio abierto a cerrar una vez que pase el tsunami eleccionario”, planteó.

Sobre el impacto que tendría esta suba en el precio al consumidor, precisó que va a depender de la reacción que tenga el Gobierno al respecto después de las elecciones, cuando la oferta vuelva a normalizarse. “Hacienda para faena hay, no es que de un día para otro no hay más. No es que falte esa oferta, y no es nada diferente al resto de la economía. Si la materia prima que surge del ganado quedará en torno a los $1000, no hay ninguna duda de que va a haber un ajuste adicional a los precios no menor al 15% para octubre, pero es muy prematuro decirlo”, afirmó.

Leonardo Rafael, presidente de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (Camya), señaló que tras los picos de precios a los que se llegó hace un mes, posPASO y la devaluación, el valor en las góndolas volvió a bajar.

Los valores de algunas carnicerías volvieron a los mismos de la hacienda. Muchas de las carnicerías quedaron con los valores que en ese momento había proporcionado el valor de la hacienda para la carne, hay otras que bajaron”, dijo.

Según sostuvo, esta suba debería reflejar los valores de la carne de ese momento, por lo que no debería pegar otro salto. “Las carnicerías que tienen más competencia bajaron los precios por la baja de hacienda, por lo que va a haber una recuperación a esos números de nuevo. Son números que ya habían estado plasmados en los mostradores; no debería haber ninguna sorpresa”, sostuvo.

Más voces

Por otra parte, Diego Ponti, analista ganadero de AZ-Group, indicó que desde el 22 de septiembre pasado el precio de la hacienda venía subiendo y ese proceso se coronó esta semana con un aumento significativo de los valores de casi todas las categorías en el Mercado Agroganadero de Cañuelas.

“Hacia adelante importa entender lo que la mayoría de los productores cree que puede llegar a pasar, que sería un salto del tipo de cambio después de las elecciones. Ante esa posibilidad, se refugian en activos dolarizados y estiman que también ocurrirá un incremento en el precio de la hacienda. Hasta hace 15 días había suficiente oferta, porque la mayoría de los productores vendía y buscaba acortar los plazos de cobro, recibir el importe antes de las elecciones y ubicar inmediatamente los pesos. En la medida que se fueron venciendo esos plazos, y que vender significaba cobrar después de las elecciones, la mayoría trató de no cargar hacienda, vender lo justo y necesario, y esperar para volver a comercializar recién después de 22 de octubre. Por eso, en estos días se ve un mercado con menor oferta de hacienda”, razonó.

La menor oferta también está provocando que muchos frigoríficos hayan suspendido faenas temporariamente porque trabajar debajo de determinado nivel operativo es muy caro y esperan a ver qué pasa tras los comicios. Mientras tanto, la demanda presionó fuerte durante el reciente fin de semana largo con buen clima y con el domingo como día de la Madre, uno de los momentos más importantes de venta de carne del año, lo que también alimentó los valores de estos días.

Los precios de estos días, dijo, son consecuencia de varios factores: primero, menor oferta de hacienda en las últimas semanas, por menores ventas por la proximidad de las elecciones. Luego, las remisiones disminuyeron significativamente cuando el plazo de cobro caía después de los comicios. El remate lo conformó un fin de semana largo particular, con muy buenas ventas de carne en el mostrador.

LA NACION.-

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *