“ESTRANGULADOS ECONOMICAMENTE”: FUERTE CRITICA DE UN SECTOR AL GOBIERNO POR APLICAR “IDEAS DIRIGISTAS”.

0 0
Read Time:4 Minute, 20 Second

El presidente de la Cámara Algodonera Argentina, Carlos Almiroty, fustigó la decisión de no incluir al sector en la eliminación de las retenciones ni en el dólar agro.

El sector algodonero esperaba, desde hacía varios meses, un gesto del Gobierno, en medio de la batería de medidas que sacó en el último tiempo para el sector agropecuario. La cadena había pedido ser sumada a la eliminación de las retenciones que anunció el ministro de Economía, Sergio Massa, para seis economías regionales el mes pasado, pero no fue incorporada. Tampoco fue considerada dentro del dólar agro, que tiene un tipo de cambio del 25% al Contado Con Liqui (CCL) y 75% del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), y que finaliza hoy.

“Evidentemente, debemos ser tan importantes como la soja que no se pudo prescindir de todo lo que el algodón le daba al fisco”, ironizó el presidente de la Cámara Algodonera Argentina, Carlos Almiroty, ante La Nacion. La cadena había solicitado a través del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) y bajo su propia gestión la inclusión dentro de la reducción de la alícuota para este producto que hoy tributa el 5% en derechos de exportación. El año pasado el sector algodonero generó US$177.050.145 en divisas y aportó US$8.852.507 por derechos de exportación. “Estamos estrangulados económicamente”, advirtió el empresario, quien sostuvo que cuando a la política se le cae una idea es “dirigista y para empeorar la situación”.

Según sostuvo, pese a los anuncios de que no iba a haber más retenciones para las economías regionales, se reunieron en su momento con el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo. “Le recordamos que el algodón era una economía regional, dejamos planteado el tema, pero lamentablemente estamos como al principio con una retención del 5% y sin ningún acceso a aquel famoso dólar agro que ya no sé ni dónde quedó”, señaló. A través de la integración y “la fuerza” que puedan hacer en el Consejo Agroindustrial pretenden “hacerle entender” a la política -autoridades nacionales, provinciales y municipales- que con un plan la situación es debatible y modificable.

“La línea va por allí: la Argentina tiene que comenzar a crecer. Cuando se habla de la restricción externa vemos que cada vez va a haber menos dólares. El que genera los dólares es el sector privado mediante exportaciones. El Estado no tiene un solo dólar, se los apropia y estafa al empresario que produce. Un bien hoy en el mercado cotiza a $900 o $1000 y al productor se le paga por los productos $350 el dólar, menos las retenciones y todos los otros impuestos. No tenemos otro camino que el de ir cada vez produciendo menos hasta desaparecer. Es inentendible la falta de políticas de nuestras clases políticas, aunque sea por interés de supervivencia deberían alentar a los sectores exportadores para que traigan dólares. Pareciera que no lo entienden, porque se planteaba esto cuando la brecha cambiaria era del 100%, ahora nos han traído una brecha del 200%. ¿El próximo escalón va a ser del 300% de brecha? Lamentablemente es demencial”, extendió.

Los candidatos presidenciales, explicó, están blandiendo todas las “imposibilidades” con las que van a asumir en el próximo gobierno, por lo que son conscientes de la importancia que van a tener inicialmente. Los principales temas a resolver, enumeró, son el endeudamiento, la falta de dólares, las Leliqs y la presunta dolarización que han propuesto algunos. “En algún momento alguien va a tener que revertir esta caída que tenemos desde los sectores productivos. Si a esto le sumamos la sequía, hay cantidades de productores que hoy están al borde de la desaparición económica, por lo mal que les ha ido. Entre la poca rentabilidad y los avatares climáticos hay una franja muy importante de productores que hoy están estrangulados económicamente”, amplió.

Almiroty remarcó: “En vez de dejarlo producir y obtener la mayor renta genuina posible de su producción, la política está orientada a quitarle y después, por la otra ventanilla, ver a quién y cómo le da un subsidio. Le devuelve parte de lo que le quitó anteriormente. Esto te tiene sumiso, obediente y calladito. Basta ver todas las resoluciones que sacan los funcionarios: la repartija de fertilizantes y el otro proyecto de mandar ingenieros agrónomos a cargo de la Secretaría de Agricultura a asesorar a productores, son todas ideas dirigistas. El productor argentino es el más eficiente y competitivo del mundo. Si alguien no le va a solucionar sus problemas es la burocracia estatal vía estas ideas peregrinas de los políticos”, apuntó.

Recordó una idea que salió de Agricultura de “solucionar” los contratos de alquileres rurales, porque había que regularlos, ya que el precio de arrendamiento era uno de los problemas del campo. “¿Y lo van a solucionar ellos? Como lo hicieron con los alquileres en la Nación. Han logrado que no haya más propiedades y los inquilinos estén desesperados y los propietarios vean cómo se las han confiscado, y quieren llevar ese modelo al campo. Cuando se les cae una idea es dirigista y para empeorar la situación que ya de por sí es terrible”, sintetizó.

Por: Belkis Martínez.-

LA NACION.-

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *