BRASIL SE PREPARA PARA EXPORTAR MAS CARNE A CHINA Y LOS FRIGORIFICOS ARGENTINOS TEMEN UNA BAJA DE LOS PRECIOS INTERNACIONALES.

0 0
Read Time:5 Minute, 11 Second

Mientras la Argentina experimentaba un estancamiento, el país vecino duplicó sus ventas en los últimos cinco años lo que le permitió aumentar notablemente sus volúmenes enviados hacia el gigante asiático.

El año pasado las exportaciones de carne vacuna argentinas marcaron un nuevo récord con 683.092 toneladas peso producto vendidas al exterior: son 51.092 millones de toneladas más que en el 2022. Sin embargo, este hito no estuvo acompañado por una mejora en los precios, que mantuvieron una tendencia a la baja. Como resultado, los envíos al exterior representaron para el país un total de US$2777 millones en divisas, marcando una disminución del 24% respecto al año anterior, que alcanzó los US$3454 millones en el 2022, según los datos aportados por el informe del Consorcio de Exportadores ABC.

Este declive está principalmente impulsado por la caída de los precios en el mercado chino, el destino principal de las exportaciones de carne argentina. En este contexto, desde el sector advierten que, por el momento, no se anticipa un repunte, sino que el mercado continúa con la tendencia bajista. Uno de los principales factores que influyen en esta situación es la expansión significativa de Brasil en el mercado asiático.

En diálogo con La Nacion, Miguel Jairala, asesor económico y de mercados del Consorcio ABC, explicó que mientras la Argentina experimentaba un estancamiento, Brasil duplicó sus exportaciones en los últimos cinco años, lo que le permitió un notable aumento en sus volúmenes exportados hacia el Gigante Asiático. En rigor, en los últimos tres años, estas exportaciones crecieron un 65%, incrementándose de 723.000 toneladas en 2021 a aproximadamente 1,2 millones en 2023. Esto ocurrió pese que tanto en 2021 como en 2023 se registraron dos meses de disminución en las exportaciones debido a la detección de casos de vaca loca, lo que llevó al país a suspender temporalmente sus envíos al exterior. En 2020, Brasil exportó alrededor de 870.000 toneladas.

Las cifras de Brasil en China superan considerablemente a las de la Argentina, que pasó de exportar 316.000 toneladas en 2021 a 407.000 en 2023. Esta situación se podía ver agravada, explica Jairala, porque China está por habilitar a Brasil unos 20 frigoríficos más, lo que podría representar aproximadamente 20.000 o 25.000 toneladas adicionales por mes, un 10% más de lo que actualmente exportan en carne sin hueso.

“Brasil exporta entre tres veces más que Argentina a China, y con esta expansión pasaría a ser cuatro veces más grande en términos de volumen”, apuntó.

El país vecino resaltó, cuenta con una estructura industrial más preparada para exportar, con cuatro grandes empresas que gestionan numerosas plantas. “En la medida en que el negocio con China fue creciendo, invirtieron para habilitar nuevas plantas. Tienen cerca de 70 habilitadas y van por 20 más, todas fábricas de 500 o más animales por día de faena”, explica un especialista.

En contraste, en la Argentina no hay inversiones en marcha para construir nuevas plantas frigoríficas exportadoras. “Lo que hicieron las empresas de ABC fue invertir en ampliar la capacidad de producción de cada planta, pero con eso se crece con límites, nunca se duplica la capacidad”, comenta.

Esta dinámica impacta en un contexto en el cual, según el informe de ABC, los valores pagados por los productos colocados en China muestran caídas de más del 40% con respecto a los máximos de mediados de 2022.

Jairala dio como ejemplo que una nalga con bola de lomo y tortuguita que solía tener un precio de US$6500 por tonelada en el primer semestre de 2022 y descendió a US$4400; un cuarto de vaca sin hueso que alcanzó los US$5500 hace casi dos años llegó a cotizarse en US$4000.

“Brasil le brinda a China estabilidad en los suministros, siendo más competitivo en muchos aspectos que la Argentina y Uruguay, lo que permite ser rentable con precios más bajos”, comenta el experto. En Brasil, el ganado para faena tiene un valor entre un 10% y un 15% menor que en la Argentina y Uruguay.

Las dificultades para mover rápidamente el producto por parte de los chinos, que compran grandes cantidades principalmente a Brasil (enviando 150.000 toneladas cada mes), generan altos niveles de stock constantes. “Están pagando menos y, como no hay otro cliente en el mundo que absorba semejante volumen mensual, todos los países aceptan las condiciones de los importadores chinos”, destaca.

En ese sentido, se subraya que Brasil no tiene otra alternativa para ubicar esas 200.000 toneladas, y aunque en menor escala, lo mismo sucede en la Argentina, que el año pasado destinó allí el 78,5% de sus exportaciones. “No tenemos un mercado alternativo para semejante volumen de carne de baja calidad, por lo cual la única opción es venderlo al precio que los chinos están dispuestos a pagar”, comenta.

A estas complejidades se suma la situación macroeconómica interna de China, donde el acceso al crédito se encareció y el crecimiento de la economía se desaceleró, situándose en torno del 2 o 3%, una tasa considerada baja para ellos. Este escenario ha llevado a una disminución en la velocidad de incorporación de nuevos consumidores de renta media. Además, se ha observado una reducción en el poder de compra de su moneda, un fenómeno significativo para los chinos dada la poca variabilidad que suelen experimentar, lo cual impacta en la capacidad de comprar productos importados.

“Hay segmentos de mercado de alto valor que están dominados principalmente por Australia y Estados Unidos. Brasil es el principal actor en el volumen, mientras que la Argentina y Uruguay complementan esa oferta”, subraya.

En relación con las trabas a la exportación impuestas por el gobierno de Alberto Fernández, el especialista destaca que han contribuido a que Argentina “baje mucho su promedio de calidad de producto”. La liberación de categorías de vaca D y E ha tenido un impacto negativo en la imagen de la carne argentina, según Jairala.

Para concluir, indicó que en relación con el gigante asiático no hay perspectiva de que mejore en precio. “China va a seguir comprando y le vamos a seguir vendiendo a pérdida porque no hay otra forma de llenar las plantas exportadores”, sostuvo.

Por:Pilar Vazquez.-

LA NACION.-

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *