“DESHILACHADOS”: LOS FUERTES VIENTOS Y EL GRANIZO DIERON EL GOLPE EN NAVIDAD EN VARIAS ZONAS PRODUCTIVAS.

0 0
Read Time:5 Minute, 45 Second

Un temporal de variada intensidad generó daños en la región agrícola núcleo, Santa Fe y Chaco.

La horas previas a la Navidad estuvieron marcadas por lluvia, fuertes vientos en algunos lugares y granizo en otros, lo que provocó daños de variada intensidad en los cultivos. Los reportes de los productores fueron sobre la zona agrícola núcleo, el oeste bonaerense y, entre otros sitios, el centro de Santa Fe y Chaco. En esta última provincia, en la zona de Coronel Du Graty consignaron la caída de piedra de gran tamaño.

“Datos de Navidad. Pasó la lluvia, despareja, picos de 60 conviviendo con marcas de 10 mm. Sojas y maíces deshilachados por el granizo. La planta urbana de Salto superó la línea de los 1000 mm en 2023. Se va un año que dejó huellas meteorológicas importantes”, expresó en la red X Sergio Grosso, un ingeniero agrónomo que realiza un seguimiento del clima y que con ese posteo, desde la cuenta @Meteo_Salto, se refirió a la situación en el partido bonaerense de Salto.

Según indicó a La Nacion, en el sudeste del partido de Salto hubo una franja con granizo “donde hizo bastante daño”. Indicó: “Fue una manga de granizo dentro de lo que puede catalogarse normal para una tormenta de verano, pero que al que le toca lo deja desacomodado”.

“Por ahora tenemos confirmada esa zona, que abarca unas 2500 hectáreas, pero pueden ser más”, explicó el experto ante una consulta de este medio.

“También hubo daños en Tacuarí, al norte de Salto, aparentemente en ningún caso la gravedad provocará la resiembra del cultivo. Varias hectáreas que pasarán por daños parciales en los seguros agrícolas, pero aparentemente sin pérdidas totales”, señaló Grosso.

Según describió, alrededor de las 18.30 de ayer se formó una tormenta en la zona de Chacabuco Salto, Carmen de Areco que descargó varios milímetros y en partes granizo. “Por la noche, cerca de las 23 llegó el frente frío y llovió 20 mm, pero solo hubo un poco de viento”, precisó.

En Villa Maza, en el partido de Adolfo Alsina, en el oeste bonaerense, pasó una manga de piedra, en poca superficie, pero donde toco “pegó fuerte”, según describieron productores.

En Chaco, en la zona de Coronel Du Graty y alrededores se registraron fuertes vientos y pérdidas por granizo en los cultivos, según relató a este medio Daniel Guillermo Bruksch, productor agropecuario e integrante de la comisión directiva de Federación Agraria Argentina (FAA) en esa provincia.

“Afectó muchos cultivos de algodón y soja, cayó granizo del tamaño que jamás se ha visto”, remarcó. En X diversos productores dieron cuenta de fuertes daños materiales además en la infraestructura de los campos.

Santa Fe

En Santa Fe se registró un temporal en una amplia franja del centro oeste provincial. El epicentro fue en el departamento San Martín y, específicamente, en el ámbito de la comuna de Cañada Rosquín, una pequeña localidad situada a la vera de la ruta nacional 34, donde hubo más granizo que lluvia.

De acuerdo con información brindada a este diario, hasta las 8 de este lunes las precipitaciones alcanzaron los 15 milímetros. Pero el granizo fue por espacio de varios minutos y los daños se pueden observar en campos próximos al pueblo.

Esta instancia motivó una urgente reunión, celebrada esta mañana en la sede del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cañada Rosquín, a la que asistieron el secretario de Protección Civil de la provincia, Marcos Escajadillo; el senador por el departamento San Martín, Esteban Motta; la presidenta comunal de la localidad, la ingeniera agrónoma María Eugenia Racciatti, y la subsecretaria de Municipios y Comunas, María Bordigoni, junto a la plana mayor de Bomberos.

“Primero se evaluaron los daños en el casco urbano de la localidad, que fueron importantes, y mañana, junto con funcionarios del Ministerio de la Producción recorreremos la zona rural para evaluar la afectación que produjo el fenómeno”, comentó a La Nacion el senador Motta.

Un fenómeno parecido afectó en las últimas horas de anoche varias localidades del departamento San Cristóbal. En Ambrosetti hubo caída de árboles y cortes de energía, pero los perjuicios al sector agropecuario no alcanzaron la intensidad de los verificados más al sur.

“Después de tanto tiempo me tocó otra vez. La piedra y el viento dejó su marca”, se lamentó en un mensaje por X la productora agropecuaria Alejandra Badino, que trabaja un tambo en la región afectada de Cañada Rosquín.

Durante una recorrida por el campo filmó un video para dar cuenta de la situación de una pastura. Dijo que hay que “volver a empezar”, aunque remarcó: “No sé si se puede”. Añadió: “Estábamos mal y ahora (lo sucedido) nos termina de hundir. Mi realidad”. Acotó que en lote no quedó “nada”.

El fenómeno que desde el oeste se desplazó hacia esa parte de la provincia tuvo epicentro a la madrugada ya que pasadas las 3 AM el viento alcanzó una intensidad promedio de 60 kilómetros, acompañado por granizo y lluvia que amplificaron los daños en los cultivos de temporada.

Por otra parte, fenómenos similares ocurrieron en la Nochebuena en localidades del sur de la provincia de Córdoba. Debido al temporal Sampacho, Coronel Moldes, Bulnes, Suco, Chaján, Achiras, Las Vertientes y Santa Catalina presentaban esta mañana problemas con el suministro de energía eléctrica, reportaron medios zonales.

Desastre en Lobería

El viernes pasado, una fuerte granizada seguida de intensos vientos en el partido bonaerense de Lobería dejó en el área afectada pérdidas que van en los cultivos del 20 al 100%. La superficie que sufrió el fenómeno ronda las 50.000 hectáreas entre trigo, cebada, maíz, girasol y soja, según relevamientos de técnicos. En entidades de la producción estiman que la superficie podría estar incluso por encima de ese número.

El fenómeno tuvo su epicentro en Tamangueyú, a 5 kilómetros de Lobería. “Primero cayó la piedra, sin lluvia, y después la tormenta empezó a dar vueltas”, indicó Santiago Batalla, asesor y productor de esa localidad. Calculó en no más de 50.000 hectáreas el impacto de la contingencia climática para los distintos cultivos mencionados, con pérdidas del 20 al 100%.

“Hay más afectación en maíz y girasol, con daños que van del 20 al 100%”, consignó el asesor y productor. En los casos de un 20% de afectación podría haber una recuperación de los cultivos de maíz que están con 5 o 6 hojas de su ciclo. La situación es distinta en el girasol, ya que si se quiebra la caña es más difícil la recuperación. “Tengo un maíz de 30/40% [de daño] con 5/6 hojas; se va a recuperar”, contó.

Batalla, en tanto, reportó el caso de un productor que perdió 600 hectáreas de maíz y otro que tuvo el desastre con 300 hectáreas en igual cereal.

Por: Fernando Bertello José E. Bordón.-

LA NACION.-

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *